Las mujeres fuertes no temen a la soledad sino a la compañía de personas superficiales y tontas.

Hay algunas mujeres que están fuera de lo común. Son seres especiales que tienen confianza en sí mismas, que saben quiénes son, a dónde van y qué quieren de la vida.

Estos especímenes del género femenino no son inmunes a errores o dolores, pero han podido aprender de los primeros y superar al segundo con su propia energía interna.

 

Cada uno de sus éxitos se debe a su fuerza de voluntad, confianza en sus propias cualidades, conciencia de tenerlos y la capacidad de perdonarse a sí mismas. En consecuencia, estas son mujeres fuertes.

Una mujer fuerte es aquella que ha superado y sobrevivido a las dificultades de la vida al usar sus heridas, usándolas como oportunidades de crecimiento y mejora.

Tiene miedo como todos los demás, pero su coraje la acompaña todos los días para ayudarla a superar sus límites, haciéndola más orgullosa de sí misma cada vez.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"