Las malas experiencias en el amor dañan seriamente tu salud

El desamor puede regalarnos emociones negativas. La tristeza, dolor, desconsuelo, angustia, ansiedad y decepción son algunas de las emociones.

Recordar ciertas fechas de acontecimientos relacionados a nuestro ex amor puede resultar perjudicial al estado anímico. Cuando somos víctimas de un desengaño amoroso, manifestamos respuestas afectivas que se expresan en síntomas de cuadros ansiosos y depresivos; a estos se los denomina cuadros mixtos.

En una persona normal, romper con una relación amorosa puede tener una respuesta de adaptación a esa nueva situación. Por ejemplo, en la adolescencia normalmente produce tentativas suicidas, o ciertas conductas con el objetivo de llamar la atención de la persona que la ha abandonado, para intentar recuperarla. Son conductas frecuentes, producto de la inmadurez.

Sufrimos manifestaciones de estados depresivos, pero con una carga de ansiedad que nos lleva a padecer trastornos de sueño o sentimientos de autoestima baja. El comportamiento que vaya a presentar el afectado es muy variable y está directamente relacionado con la estructura previa de la personalidad del individuo

¿Cuánto dura el desamor?

La duración del desamor depende de muchas cosas y un elemento clave en este sentido es la edad. En los jóvenes la amargura dura poco, en los adultos, más. Si hablamos de ruptura amorosa, podemos afirmar que la edad es proporcional a lo que dura la pena.

La adolescencia es época de desarrollo psicológico importante. Es una época donde la personalidad se va confirmando y cualquier acontecimiento de estas características que marque su vida de manera atentatoria en contra de su propia estima, produce una herida en el orgullo difícil de sanar.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"