Las 8 razones que demuestran que discutir con tu pareja te está haciendo engordar

Discutir con tu novio no es nada del otro mundo, todas las parejas tienen discusiones y es algo normal todo está en no cruzar los limites. Y con limites me refiero a llegar a ofenderse mutuamente o gritarse demasiado, pero también me refiero a que tan constante son estas discusiones y lo hacemos sin tomar en cuenta las consecuencias que esto puede traer a nuestro organismo.

¿Sabías que esto te puede engordar? suena un poco raro, sin embargo, hay un estudio que lo comprueba. Presta mucha atención a las razones por las que todas esas discusiones te están haciendo subir de peso.

1) Llenas tus momentos de vacíos con comida:

Siempre pasa que después de discutir ambos se aplican la ley del hielo mínimo por un día, y si eres de esas chicas que se encierran en su mundo de tristeza, la soledad te invita a comer más de la cuenta y tú con gusto aceptas y te hundes en papitas y chocolates para llenar el vacío.

2) Liberas ghrelina:

La hormona llamada Ghrelina se libera en medio de una pelea o de una discusión haciendo que nuestro cuerpo pida comida en exceso para contrarrestar lo que está sintiendo. Aparte también hace que acumules (sobre todo en el abdomen) toda la grasa que ingieres.

3) Un dulce para la tristeza:

Algo muy de película es comer helado cuando estas triste, pero lo creas o no es muy normal este tipo de antojo cuando estas de bajos ánimos. Esto ocurre porque tu cerebro encuentra placentera esta sustancia y resulta ser una manera fácil y rápida para sentirse mejor.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"