La risa: medicina para el cuerpo y el alma

La risa reduce la presión arterial. Las personas que se ríen de corazón y de manera regular tienen menos alta la presión arterial que un sujeto promedio. Cuando las personas ríen a carcajadas, inicialmente la presión arterial aumenta, pero luego disminuye a niveles por debajo de lo normal.

La risa disminuye las hormonas de estrés y aumenta la lucha contra la infección por anticuerpos. Aumenta nuestra atención, la frecuencia cardíaca y pulso. La risa protege el corazón. Reírse, acompañado de un activo sentido del humor, puede ayudar a protegernos contra un ataque al corazón.

Reírse es como una buena sesión de gimnasia para nuestros órganos. La risa puede convertirse en una formidable sesión de ejercicios para el diafragma, abdominales, vías respiratorias, cara, piernas, espalda y músculos.

Masajea los órganos abdominales, tonifica el funcionamiento intestinal y fortalece los músculos que sostienen los órganos abdominales. El humor mejora la función cerebral y alivia el estrés. La risa estimula ambos lados del cerebro, aumenta la serotonina y alivia la tensión muscular y estrés psicológico.

Sonríe por la salud mental

Un saludable sentido del humor está relacionado con ser capaz de reírse de uno mismo y de la vida. Reírse de sí mismo es una manera muy positiva de aceptación, de seguridad personal y de respeto de uno mismo.

La falta de un sentido del humor está directamente relacionado a la disminución de la autoestima. Aunque debes tener en cuenta que reírse de uno mismo también puede ser poco positivo si uno se ríe como una forma de degradación personal.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"