La lencería ideal: ¿Qué prefieren ellos?

Vestirnos para ellos puede convertirse en una afanosa búsqueda en la que acabamos por llegar al lugar equivocado de tanto andar. Recorremos tiendas para elegir esa lencería especial que los impacte más y nos perdemos en un mar de variedades a la hora de escoger lo mejor para esa ocasión especial, entre una diversidad infinita de colores y de diseños increíbles. En realidad pensamos en esas prendas que a nosotras nos gustan más y que nos parecen sexys y aunque tal vez fantaseamos con su reacción al vernos con ellas, perdemos de vista que son ellos los que finalmente apreciarán lo que queremos lucir. ¿Te has puesto a pensar en lo que realmente le puede gustar a tu chico?

Aquí te dejamos algunas pistas que pueden ayudarte a resolver este enigma. Con estos tips podrás encontrar esa ropa interior que te guste pero que también consiga llamar su atención.

Los colores deben ser los más simples
Aunque nos quememos la cabeza pesando en los colores que creemos que les pueden interesar, algunos colores vivos y más intensos, podemos incurrir en una equivocación. Los hombres pueden ser más simples de lo que aparentan y en ese orden de cosas, sus gustos son igualmente simples.
¿Cuáles son los colores predilectos de ellos? Los hombres prefieren siempre los colores más básicos sin entrar en tonos raros a los que no estén acostumbrados. Los tonos como el blanco, negro y rojo, son los que ellos suelen preferir.

Sin en embargo, el color piel no es que les atraiga mucho. Los colores son los que hacen su parte para marcar más las curvas o logran el efecto contrario. Los preferidos por ellos cumplen con el requisito.
Los hombres se caracterizan por ser muy visuales. Ellos quieren ver tus formas y eso que has elegido debe seguirlas armoniosamente. Los colores brillantes y fosforescentes dispersarían la atención en lo que a ellos les interesa ver de ti.

Justo a la medida

Ni más ni menos. La talla correcta es importante. Si hay algo que debes tener muy en cuenta es que tienes que probarte la lencería antes de adquirirla. No basta solo con que sea linda y de calidad, también es importante que sea de la talla ideal y se ajuste a tu cuerpo. El tamaño ideal: ni demasiado grande ni demasiado pequeño.
Ni tanto ni tan poco. No creas que se te verá más sexy si te ajusta tanto al punto de quedare chico. Eso solo dejará que se marquen los molestos rollitos. Tampoco elijas esas prendas que te quedan holgadas, para ese momento especial ellos esperan ver a su pareja algo más entallada, que se marque bien la figura.

Lo sencillo, ante todo

Siempre que pensamos en un conjunto de ropa interior, para una ocasión especial, salimos en la búsqueda de aquellas prendas que impliquen sorpresa. Queremos deslumbrarlo y nos parece que esos diseños más extravagantes van a gustarle. Pues no es así. Debes saber algo más, no solamente los colores sencillos son de la preferencia de ellos, también los modelos y diseños simples.
Ellos apuntan a aquello que les interesa sin más rodeos. Así que este es un detalle que debes anotar: ve directo a lo simple sin que por ello dejes de verte linda luciendo una ropa interior fina y con delicados tonos y diseños, pero sin rebuscarte tanto.

Si has elegido un lindo brasier, pero con algunas complicaciones como botones, cintas y moños que desenredar, no solo lo desconcierta por la dificultad de desprenderlos, sino que, además puede desanimarlo.
Él espera encontrarte espléndida, que lo que lleves puesto te quede bien y realce tu figura, pero no quiere perder el tiempo en deshacerse de todo aquello que está escondiendo tu piel. No escojas una lencería que se convierta en una dificultad entre tú y tu chico que pueda arruinar tu fantástica velada.

Según el portal askmen.com, tras una encuesta realizada a 2.700 hombres, ellos prefieren los sostenes push-up y las tangas. Explican los encuestadores que les atraen mucho más las tangas por lo sexy y porque les permite notar más piel y este tipo de sostenes son preferidos por esa impresión de ajustar más los pechos, que, aunque es una imagen irreal, es lo que ellos disfrutan de ver.

Concretamente, aunque ellos tengan sus predilecciones en cuanto a la ropa interior, en el caso de la gran mayoría, no les resulta de importancia fundamental para la relación ni para la hora del placer. En realidad, ante la pregunta de si pensarían en dejar a una pareja porque no le gustó la ropa interior, no responderían que sí. Es probable que sí les genere inconvenientes, pero seguramente serán temas que podrá conversarlo contigo.
Una lencería importante y que a ellos les agrade, sí les genera expectativa mientras dure el juego sexual, al punto de que ellos opten por obsequiar a su pareja ropa interior. No solo por cumplir con la fantasía de vérsela puesta, sino porque esperan que ella se sienta alagada y sexy al momento del placer.

Cuando vayas a realizar tu próxima compra de lencería en la búsqueda de dejarlo impactado, piensa primero en lo que a él le gustaría que luzcas en esa ocasión. No significa que solo debas disponerte a pensar solo en él, se trata de encontrar el equilibrio perfecto entre lo que a él le gustaría verte puesto y esa lencería con la que tú realmente te sientas cómoda.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"