La indiferencia es el mayor castigo para aquel que no te valoró.

¿Qué es la indiferencia?

La indiferencia podríamos definirla como el punto intermedio ente el aprecio y el desprecio. Quien es indiferente no siente ni actúa, sólo se mantiene al margen.

La indiferencia se manifiesta cuando una persona trata a otra como si no existiera, la ignora o se limita a respuestas simples si se encuentran en una conversación.

Es un estado afectivo neutro, y se la asocia con la insensibilidad y la frialdad como persona. Es un sentimiento que puede causar mucho daño a las personas a quien se la practica.

Ser indiferente implica que “nada nos importa”, que no sentimos nada ante una persona y peor aún si esta persona en algún momento de nuestras vidas nos generó algún daño o mal rato.

O sea que cuando nos mostramos indiferentes hacia alguien, lo que hacemos es alejarnos de esa persona para no sufrir más daño, y darle el mismo trato que aquel nos hizo alguna vez. Pero no se trata de una venganza, es demostrarle a esa persona que no te destruyó, que sigues de pie y lo mejor de todo que es sin él.

Mostrarse indiferente ante alguien implica que estas retirando tus sentimientos, que ya no existe para ti. ¿Acaso hay mayor castigo y más cruel que eso?

Siempre se puede encontrar otras personas que si nos valoren y en quien podamos apoyarnos.

¿Cómo demostrar indiferencia a aquel que no te valoró?

Esto no es una tarea fácil, y sobre todo si todavía existe un sentimiento de por medio. Pero si lo que deseas es demostrarle tus valores estos pasos pueden ser de mucha utilidad.

Demuestra fortaleza.

Si por circunstancias de la vida te tienes que encontrar con esta persona periódicamente, es necesario que tengas una personalidad dura, si el busca tu mirada, míralo, no desvíes la tuya y trata de mostrar ninguna expresión en tu rostro y continua con lo que estabas haciendo.

Si desvías tu mirada, pensará que estas nerviosa y que aun sientes algo por él, y lo tendrá como ventaja.

Si lo llegas a ver con otra persona, reúne fuerzas y no demuestres absolutamente nada. Si te muestras alegre por él, no te creerá. Es mejor que te prepares para verlo con otra persona, así te ahorrarás sorpresas indeseables.

Sigue con tu vida.

Además de hacerte muy bien a ti, le dará mucho que pensar a él y le generará cantidad de dudas, de ¿cómo tan rápido lo olvidaste?, de ¿porque ya no lo extrañas? entre otras preguntas.

Sea lo que sea, que quieras aparentar, no hay mejor forma de demostrarle a esa persona de que ya no te hace falta, es continuar con tu vida como siempre.

Y peor aún que vuelvas a los tiempos de cuando estabas libre y lo vea por sus propios ojos, como salir todos los fines de semanas a cenar con amigos, salir a bailar, ir de compras, aprovechar tu tiempo libre para hacer lo que te gusta.

Enfócate en el trabajo o el estudio.


Si trabajas o estudias, hazlo con más ganas y enfócate en ser la mejor de todas, tendrás mucho más tiempo para estudiar o hacer la tarea. Y si trabajas, dedícate a tiempo completo en lo que haces, piensa en grande, esto ayudará a que puedas conseguir un ascenso sin padecer los reclamos de nadie por ser mejor profesional que él. Esto te ayudará a no pensar en él a entretenerte y ser feliz.

Ponte más bella que nunca.

Esto literalmente podría volverlo loco, al ver que te has arreglado mucho más que cuando estabas con él, lo pondrá en más dudas, ya que pensará que alguien más está en tu vida, que está generando esos cambios en ti.

Y al verte así de bella y no sea con él, le dará más deseos de volver contigo.

Sonríe y divierte sin él, nada de quedarse en casa, tienes que salir si es posible en las zonas por donde frecuentaban juntos, y que lo vea con sus propios ojos.

También debes documentar todas tus salidas, las redes sociales hoy en día son la mejor fuente para hacerlo le arderán las entrañas al ver que eres la persona más excepcional y que se lo perdió por tonto.

Saluda con frialdad.


Nada de poner cara de enojo cuando te cruces con él, tampoco le sonrías. Actúa como si no hubiese pasado nada, un saludo frio sin casi contacto visual será como una bofetada para su ego.

Eso le dirá que él no merece que pierdas ni un segundo de tu tiempo con él. Si te saluda por medio de mensajes en el celular, regale un par de flechitas azules, que indiquen lo vi pero no me importa saludarte. Esto lo mantendrá irritado todo el día.

No lo felicites en fechas importantes.

Los cumpleaños y fechas especiales tienden querer hacer renacer esos sentimientos y las esperanzas. Y llegada esas fechas el esperara que sientas sensibilidad por recordar momentos buenos del pasado y lo saludarás y de esta forma recuperará su posición de antes.

Pero ese día debe ser como todos días, de silencio absoluto. Al no ver señales de tu interés no tendrá más que darse cabezazos contra la pared dándose cuenta de que te ha perdido.

Como dice una frase hecha muy conocida “nunca sabes lo que tienes hasta que lo pierdes” y es la pura verdad. Al sentir la indiferencia por parte de la persona aprendemos a darle el valor que se merece.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"