La historia de la mujer que vive con mas de 1000 gatos.

Pero eso no es todo, ya que ellos también están entrenados para proveer de asistencia médica a cualquier gato que la requiera.

Un detalle a mencionar es que cuando un generoso donante le dejó una herencia en 2004, Lynea pudo comprar el terreno adyacente y expandir su propiedad a casi 5 hectáreas, instalando una cerca a prueba de gatos alrededor del perímetro.

Con esto, todos los felinos eran libres de deambular por el santuario.

Si bien ama con todo su ser a los gatos, el objetivo de Lynea es encontrarles nuevos hogares y no conservarlos. Por ello, invitó a todos los interesados en adoptar a uno de sus engreídos a que visiten la página web del santuario y llenen uno de los formularios para hacerse con uno de los 500 de estos animales que son amistosos y se encuentran listos para partir.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"