La gratitud: la práctica para la felicidad que reconfigurará tu cerebro

La gratitud, literalmente,nos reconfigura el cerebro. La más simple práctica de escritura de palabras de gratitud logra una sensibilidad neuronal para pensar en positivo. Entonces, cuanto más practiques la gratitud, más valorarás la positividad en lugar de la negatividad.

Varios estudios muestran que los simples ejercicios de gratitud, como llevar un diario o compartir tus logros cotidianos con amigos o familiares, de hecho te harán feliz, más positivo y más estable emocionalmente después de solo dos semanas.

Estos beneficios son duraderos, lo que lleva a un aumento general del bienestar, te hace más fuerte y más resistente al estrés. Eso es una gran mejora por una práctica en la que sólo tienes que invertir unos minutos diarios.

La gratitud es el sentimiento más puro y noble que puede traer muchos beneficios a la persona, ya que está directamente relacionado con la felicidad. Cuando estamos agradecidos, llegamos a una mejor comprensión de la vida y de todas las situaciones que la rodean, fortalecemos nuestras relaciones y nuestra autoconfianza. ¡Y cuanto más agradecemos, más fuertes y optimistas nos volveremos!

Una hermosa frase atribuida al escritor griego Esopo (620 a. C. – 564 a. C.) dice que “la gratitud es la virtud de las almas nobles”. Él ya entendió que la gratitud no es solo decir “gracias”, sino sentir que la energía fluye dentro de ti y dejarla crecer en una mezcla de alegría, satisfacción y fe de que todo estará bien, aunque alguna situación no lo sea. como me gustaría en ese momento.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"