La emotiva historia de un abrazo que demoró 52 años

Un secreto de 52 años. Un sentimiento reprimido. Y un abrazo que hace realidad algo largamente esperado.

Inesperado

Años 60. Tiempos de cambio, efervescencia política y cultural, rock, drogas, paz y amor.

Valerie Leatherwood, de casi 20 años, es una trabajadora en un asilo de ancianos en Minnesota. La institución es administrada por monjas.

Pero lo inesperado sucede: la chica queda embarazada.

Y allí comienza esta larga historia de ocultamiento.

Ocultamiento

A las religiosas no les gustó nada lo sucedido. Ante la situación, decidieron enviar a la joven a trabajar como niñera en otra ciudad y así poder mantener el embarazo en secreto. Algo muy común en aquellos tiempos. “Ojos que no ven, corazón que no siente”, es la consigna.

Pasados los nueve meses, Valerie dio a luz. Se trataba de una hermosa niña, muy saludable.

Cinco semanas después, la bebé fue puesta en un hogar de adopción. La familia de la joven mamá jamás supo lo sucedido.

El secreto estaba a salvo. Como si nada hubiera ocurrido.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"