La difícil confesión de Jennifer Aniston sobre la relación con su madre quien según nos confiesa, nunca la aceptó.

Jennifer Aniston es una actriz de cine y televisión conocida mundialmente, pero pocos saben lo que ha tenido que pasar la actriz en su entorno familiar. La relación con nuestros padres a veces puede ser conflictiva en cualquier etapa de la vida, y de tener un vínculo difícil nadie está a salvo. Ni siquiera (y probablemente mucho menos) los famosos, como fue el caso de Jennifer quien enfrenta un fantasma de su pasado que le recuerda episodios muy dolorosos en medio su más reciente cinta. El rodaje de la película que Netflix “Dumplin” la cual se estrenará el 7 de diciembre, ha traído muchos recuerdos negativos a Jennifer Aniston sobre el vínculo que tenía con su madre la actriz y modelo Nancy Dow. En una entrevista absolutamente íntima la actriz de 49 años confeso que la relación con su mamá, nunca había sido buena, entre otras razones por las expectativas que su mamá había puesto sobre ella.

En la película, Aniston interpreta a una mujer obsesionada con la belleza, caso similar al de su progenitora, quien murió el 2016. La relación de ambas artistas empeoró cuando Nancy publicó un libro en 1999 donde escribió sobre su hija. En la entrevista con el periódico australiano The Sunday Telegraph Jennifer comentó: “Ella era modelo y todo se trataba de cómo se veía y cómo era yo, le importaba muchísimo su aspecto y su imagen, pero también el mío. No salí la niña modelo que ella esperaba y fue algo que realmente me impactó” Pero sobre el vínculo con su propia mamá, con quien mantuvo un conflicto hasta poco antes de que falleciera en el 2016, comentó: “Era modelo, hermosa, impresionante. Yo nunca lo fui”, dijo muy dura y visiblemente afectada.

La relación de la protagonista de “Mi novia Polly” con su madre era tan mala que incluso cuando se casó con Brad Pitt no la invitó a la boda ya que en ese momento tan feliz de su vida Jennifer no quería tener a su madre cerca. “Al final se trata de la historia de una niña que solo quiere que su madre la quiera, pero ella está demasiado ocupada con cosas que en realidad no tienen ninguna importancia”, agrega para resumir tanto su experiencia como la de su hija en la ficción, en cuya historia se centra el filme.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"