La Diabesidad: una nueva epidemia

Puede definirse a la diabesidad como la presencia de diabetes tipo 2 en personas obesas. Cuando estos dos factores se juntan en un paciente, el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares se eleva de manera alarmante.

Ese croissant esponjoso con todo el caramelo que lo recubre que te sirves en el desayuno, la galletita dulce junto al café, el helado cremoso del postre, la horchata para merendar… y ese ritual obligatorio para muchos; servirte algo dulce después de la cena porque “el cuerpo le pide dulce”.

La cuota de lo dulce no hace mal a nadie, pero resulta que a estos inocentes bocados cargados de calorías se le añaden los hábitos poco saludables; que son el sedentarismo en el ambiente laboral, la falta de ejercicios o deportes, no planificar los menús para una dieta equilibrada, comer alguna picada frita, toda esa dosis de palomitas de maíz y refresco cuando vas al cine, el almuerzo familiar de los domingos. La suma de todos esos pequeños hábitos prolongados en el tiempo hará que padezcamos diversas enfermedades si no le ponemos un alto. La combinación de azúcar, grasas y sedentarismo están dando lugar a una nueva enfermedad; la diabesidad.

¿Qué es Diabesidad?

El término diabesidad fue acuñado por Paul Zimmet en el año 2001 haciendo referencia a la estrecha relación entre el sobrepeso-obesidad y la diabetes. Estas enfermedades van en aumento. De hecho, la obesidad es considerada la epidemia del siglo XXI y si se consigue prevenir o combatir, la incidencia de diabetes se verá reducida, puesto que 8 de cada 10 diabéticos son obesos. La diabetes y la obesidad son dos epidemias gemelas, y su prevalencia crece a un ritmo alarmante alrededor del mundo. Cuando aumentamos de peso, la grasa se acumula y daña los mecanismos de producción y acción de la insulina. La insulina es una hormona que se encarga de la regulación de los niveles del azúcar en sangre, cuando esta hormona no funciona bien el nivel de azúcar en la sangre se eleva, forzando el trabajo del páncreas, lo que posteriormente deriva en la Diabetes.

La Diabetes y la Obesidad son dos enfermedades diferentes que por separado ya son consideradas EPIDEMIAS, pero cuando un mismo paciente padece de ambas al mismo tiempo, las probabilidades de padecer enfermedades cardiovasculares se disparan de manera alarmante. Con el hábito poco saludable que presentamos vamos en camino de que la DIABESIDAD también se considere EPIDEMIA en poco tiempo, debido al gran número de personas afectadas, entre los que también destaca la población infantil lamentablemente.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"