La convivencia en pareja, construye un buen cimiento y fortalece tu hogar

Los sentimientos, el afecto y el amor son sólo el comienzo del camino de la convivencia en pareja. La unión de dos personas siempre enfrentará obstáculos que pueden dificultar el desarrollo de la relación o que lleguen a arrinconarla de manera que se ponga en riesgo sino se toman cartas en el asunto a tiempo.

¡Llegó el día!

El momento en el que la pareja se mudan juntos. Algunas parejas que son muy afectivas con sus seres queridos, al verse solos sin su familia, lloran de alegría por emprender una nueva vida, mientras que otros son más fuertes y toman desde el principio la seriedad del asunto. Los primeros días en la convivencia son muy lindos, como una luna miel y las personas sienten que caminan sobre las nubes.

La convivencia en pareja no es tarea fácil, el aceptar al otro con sus defectos y costumbres es un aprendizaje, porque que ambos fueron criados en familiares diferentes, con educación, creencias y cultura distinta. Por eso es que es tan complicado aceptar al otro tal y como es.

El amor es lo que sostiene la esencia de la pareja. Si se acaba el amor se acaba todo.

Con la coexistencia es que viene el verdadero amor. Las parejas empiezan una vida juntos cargados de mucha ilusión y sueños por alcanzar. En el día a día, sorteando las dificultades de cada momento y avanzando juntos derribando los obstáculos en el camino, compartiendo sus alegría, tristezas, problemas, planes, metas y logros es como en realidad va creciendo el verdadero amor: ese que da tranquilidad, paz y estabilidad.

Al pasar el tiempo, la cotidianidad diaria de la pareja va fortaleciendo la relación y va creando vínculos de confianza y solidaridad, en la que ambos se dan apoyo en todo. Hay quienes dicen que la mujer crea al hombre, y el hombre crea a la mujer.

Eso es cierto, en la práctica es así porque ambos van expresando sus gustos, necesidades, costumbres, deseos e incluso en la intimidad con una buena comunicación se van conectando de una manera muy especial y fortalecen el conocimiento de uno y el otro, lo cual ayuda a que sean más comprensivos y a entender ciertas situaciones. La experiencia con el otro es siempre enriquecedora.

La confianza es esencial porque es el cimiento de la relación.

El secreto de una buena convivencia

Ambos pueden ser los protagonistas de su propia historia de amor siempre y cuando haya comprensión y aceptación del otro. Es de vital importancia comprender que cada uno tiene su espacio, que a pesar de que en esta nueva vida hacen muchas cosas, incluyendo sobre todo las actividades del hogar, las parejas deben buscar un tiempo para compartir con sus círculos de amistades: el compartir a veces solos con otras personas enriquece la relación y fortalece la confianza entre los dos. Sin embargo, eso son acuerdos a los que la pareja puede llegar.

Un punto esencial es saber negociar

Aunque cada uno tiene un estilo de vida y una forma de vivir diferente. La buena comunicación más la capacidad de negociar puede llevar a establecer una nueva manera de vida en pareja e incluso familiar.

Así de manera progresiva pueden irse adaptando a otras costumbres que ambos creen en su convivencia: con rutinas diferentes a las que hacían.

Aunque no todo es felicidad porque siempre el esperar más del otro o las expectativas que generalmente los seres humanos hacen de su pareja o sobre cómo debe ser el comportamiento de cada uno, tiende a complicar la convivencia diaria: aparecen las discusiones y desacuerdos que llegan a afectar la relación.

¿Cuál es la solución a esta situación?

Aceptar al otro como es. Las personas nunca deben esperar que el otro sea como quiere y que las diferencias se pueden superar conversando y poniendo cada uno de su parte.

Un granito de arena porque siempre en una relación de pareja la responsabilidad de lo que sucede es 50 y 50; es decir, mitad y mitad, cada uno tiene su cuota de compromiso. No es de uno sólo.

En ocasiones hay actitudes que conllevan al otro a ser como no es realmente, así que para que funcione depende de lo que los aportes que ambos den y de poder llegar a acuerdos comunes sobre cómo se van hacer las cosas, eso solo lo permitirá lograr el amor que los unió cuando decidieron convivir.

El respeto no puede perderse, es un aspecto fundamental de la convivencia en pareja y de él depende que sea armónica.

Es muy recomendable que en la convivencia las parejas expresen sus sentimientos, ese es un aspecto fundamental de la vida en general, pero sobre todo en una relación y en cierta manera define la opción de vivir con otra persona, pues la decisión de vivir juntos viene es por la necesidad de estar juntos y expresar su amor.

El manifestar el afecto desarrolla una buena comunicación entre la pareja porque eso conlleva a que cada uno exteriorice sus emociones sin problemas. Además genera una mayor confianza entre ambos y permite mejorar la vida sexual, ligándola a la afectividad y no solo a lo carnal.

Cambios en la pareja

A través de los años de la relación, la pareja vive muchos cambios a los cuales debe ir adaptándose para ir dando soporte a la vida juntos, con el devenir del tiempo llegan los hijos y la relación cambia conjuntamente con la situación laboral y el contexto social, además de la edad y la crisis que ella trae consigo en la salud.

Pese a todos los cambios que se van dando, la afectividad sigue siendo importante porque dará soporte a la relación al momento de compartir experiencias, sufrimientos, logros y felicidad. Es imprescindible el apoyo que cada uno se brinde porque de eso dependerá la actitud que asuman ante las dificultades.

La clave para vivir en pareja: es comprender la posición del otro, sin juzgarlo y sin pretender que sea como el otro espera o quiera, es desarrollar una buena comunicación sin precipitarse a hacer alguna calificación sin antes escuchar bien, es aclarar las diferencias manifestando lo que no gusta y lo que si gusta, es respetar el espacio del otro y compartir siempre la alegría, el dolor y la pasión, es amar, escuchar, conversar y comprender.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"