La adicción a la pareja es sinónimo de dependencia emocional.

Una relación de pareja ofrece a las personas muchas oportunidades para ser felices, pero si faltando el cariño y el interés mutuo la relación se mantiene puede deberse a patrones adictivos, los mismos que inducen al alcoholismo y otras adicciones.

Esta condición se conoce como dependencia emocional y afecta por igual a hombres y mujeres, no obstante, los hombres son los más propensos a esconder este problema y desarrollar cuadros de adicción más duros. Cuando el apego está presente, entregarse, más que un acto de cariño desinteresado y generoso, se vuelve una entrega absoluta.

Según los especialistas, los individuos que desarrollan esta dependencia se caracterizan por su necesidad de amor y vínculos afectivos; por lo que tienen miedo de estar solos y no imaginan su vida sin una pareja sentimental. Se entra a un círculo vicioso parecido al de los adictos, que necesitan cada vez más cantidad de tóxicos para poder funcionar, él o la adicta al amor soporta de su pareja increíbles situaciones indignas y una alta cuota de sufrimiento. Lo lamentable es que el no poder liberarse de una relación sentimental que produce daño es algo más común de lo que imaginas.

Estas personas tienen una gran inmadurez emocional y una pérdida de control de su propia vida, en casos patológicos, incluso pueden ser ambos miembros de la pareja los que sean adictos el uno al otro. Lo que puede tener muy peligrosas consecuencias, tanto en la vida de los involucrados, como de las personas cercanas a estos.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"