Kim Kardashian y Kanye West esperan a su cuarto hijo a través de un vientreen alquiler.

La revista People confirmó que la pareja más mediática del mundo del entretenimiento Kim Kardashian y Kanye West tendrán un nuevo integrante, el cual se sumará a sus otros tres hijos: North, de 5 años, Saint, de 3, y la pequeña Chicago, quien cumplirá 1 año este mes. Y según la publicación, al igual que sucedió con su tercera hija, (Chicago West) este bebé fue concebido y llegará al mundo mediante de un vientre de alquiler. Una fuente cercana a Kim reveló en agosto del año pasado que a pesar que le gustaba mucho ser mamá, aún no está preparada para tener otro bebé.

Kim y Kanye siempre han dejado claro que querían más hijos. Incluso, en el último episodio del reality show Keeping Up With the Kardashians, Kim reveló que su marido quería más bebés. “Kanye quiere tener más hijos. Me ha estado acosando. Quiere como siete (bebés). Está como atrapado en siete” comento ella en el show. También, la revista US Weekly reveló nuevos datos relativos al nuevo integrante de la familia Kardashian West, el bebé nacerá en mayo de este año. La publicación añadió que a esta pareja le quedaba un sólo embrión fertilizado, y es que el decidieron usar para ampliar la familia. La misma fuente comentó que la pareja estaba complacida con esa alternativa para tener más hijos: “Ellos podrían usar a la misma persona (con la que tuvieron a Chicago) si ella está de acuerdo otra vez. Kim tiene las palabras más amables hacia ella”.

Como ya se mencionó, esta no es la primera vez que los West Kardashian recurren a un vientre subrogado, luego de que los dos primeros embarazos de Kim fueron de alto riesgo; de hecho, luego de tener a su segundo hijo (Saint) el médico advirtió a la celebridad de los peligros de volverse a embarazar. Los rumores acerca del cuarto bebé han estado circulando desde hace algunos meses, inclusive la socialité de 38 años de edad negó todo en una entrevista hecha por E! News en agosto.

View this post on Instagram

Merry Christmas 🎄

A post shared by Kim Kardashian West (@kimkardashian) on

Es interesante pues la experiencia de recurrir a un embarazo a través de un vientre en alquiler resultó en una práctica agradable para Kim, según explicó al programa Live With Kelly and Ryan. “Es un cambio de esquema el no tener que acabar en la enfermería a cada rato. (De esta forma) puedo pasar más tiempo con mis hijos mayores y procurar que se acostumbren a la más chica, Chicago West”.

No obstante, Kim admitió en una entrevista con Elle que, de querer hacer crecer a su familia, un cuarto bebé sería el último a pesar de que su esposo quiera siente. “No creo que pueda manejar más que eso”, dijo a la publicación. “Mi tiempo se agota y creo que es importante que, en todas las parejas, la madre le dé a su esposo tanta atención como a los hijos”. Esperamos ver si la familia se mantiene o sigue creciendo.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"