Ir a dormir enojado con la pareja daña relaciones.

Imagina que tuviste una discusión con tu pareja y estuvieron enojados largo tiempo hasta que llegó la noche ¿irías a dormir sin resolver el problema?.

La mayoría de las personas si lo hacemos, pues creemos que al día siguiente todo estará olvidado o por lo menos el coraje habrá disminuido. Error.

Según una investigación realizada por el Dr. Yunzhe Liu, de neurociencia en el University College, es un error pensar que al dormir el cerebro se encarga de pensar en las posibles soluciones del conflicto y que los sentimientos como la ira, furia y los deseos de venganza se esfumaran al dormir.

El científico realizó un experimento, en el cual les pidió a 73 hombres que observaran 26 fotografías neutrales de las caras de las personas.

Lo que significa que no estaban asociadas con emociones positivas o negativas.

Junto a las fotografías neutrales también se les mostró una imagen perturbadora, como fotos de cadáveres, niños llorando y heridos.

Así, los hombres aprendieron a asociar cada fotografía de las caras con una imagen desconcertante.

Después se les pidió a los participantes olvidar los recuerdos de las fotografías inquietantes, mostrándoles solo las fotos de las caras.

El estudio comprobó que las fotos perturbadoras se quedan almacenadas en el cerebro y no se logran olvidar.

Acto seguido, los investigadores dejaron descansar a los hombres durante una noche, para verificar si el sueño puede hacer que sea más difícil que las personas olviden recuerdos que ellos no quisieran recordar (perturbadores, dolorosos, angustiantes).

Cuando una persona ha experimentado un trauma emocional que implica una amenaza en sus vidas, no logran suprimir los recuerdos dolorosos, a esto se le llama estrés postraumático

De hecho, el sueño ayuda a procesar la información del día y almacena en la memoria, por lo que los recuerdos negativos son más difíciles de borrar, ya que han dejado un sentimientos desconcertante, inquietante activando otras áreas de las emociones como el miedo, tristeza, dolor, etc.

Los estudios sugieren que las personas deben de tratar de resolver cualquier conflicto antes de ir a la cama y no dejar que las emociones como la ira se almacenen en la mente

Gracias a la investigación podemos darnos cuenta que debemos de arreglar cualquier diferencia con nuestra pareja antes de irnos a la cama, ya que las emociones negativas alteran la memoria del ser amado y las nuestras.

Así que trata de que todas ellas se vayan de su mente y dale paso a los buenos recuerdos.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"