Infieles eligen a amantes menos atractivas que sus parejas, según estudio.

La gran mayoría de las personas creen que si su pareja les será infiel alguna vez, se buscará a alguien más atractivos que ellos, y eso no siempre es así, según una encuesta publicada por la página de aventuras discretas Victoria Milan, la mayoría de infieles usuarios de la web encuentran a sus parejas más atractivas que a sus amantes. Dicha encuesta revela que únicamente el 30% de los hombres infieles tienen amantes más jóvenes que sus parejas, además solo el 25% considera que su amante está más en forma, y el 42.8% cree que su amante es más atractiva que su pareja. Además el 74% considera que su pareja es más interesante que su amante.

Entonces, si el atractivo no es la causa principal de las infidelidades en los hombres ¿Qué sí lo es? La mayoría de los encuestados coinciden en que sus amantes saben escucharlos, que reciben muchos mimos y que son más apasionadas que sus esposas.

En lo que se refiere a las mujeres infieles encuestadas, hemos encontrado las mismas tendencias, sólo un 25.8% tienen un amante más joven y cerca del 66.7% considera a su pareja más atractiva que su amante, aunque hay un dato interesante en cuanto a las mujeres, y es que el 52% han dicho que su amante está en mejor forma. Así mismo el 89.6% de las encuestadas considera que su amante es más cariñoso que su pareja, un 78.2% aseguran que las entienden mejor y el 53.7% destaca que es más apasionado y por lo mismo desean tener más relaciones sexuales con mayor frecuencia.

Con estos resultados quizá sea tiempo de replantearnos cuales son las causas que llevan tanto a un hombre como a una mujer a decidir tener un amante, muchos hombres lo hacen de forma consciente solo para probarle a sus amigos y a sí mismos que son capaces de hacerlo, en este caso no tiene nada que ver con el amor, es solo deseo. Desde el punto de vista evolutivo, se cree que los hombres están mas predispuestos a la infidelidad como una forma de intentar dejar su semilla en la mayor cantidad de hembras posibles, para así transmitir su ADN, mientras que ellas una vez que quedan embarazadas no tienen la necesidad de seguir buscando, ya que han asegurado su descendencia.

Con dicha teoría se intenta explicar que las mujeres son menos proclives a ser infieles, ya que se quedan en la cueva cuidando de la prole, esta explicación quizá nos ayude a entender el comportamiento de nuestros antepasados, pero no es muy convincente en pleno siglo XXI. Entonces ¿ A qué se debe que algunas personas sean infieles?

-Muchos son infieles porque simplemente no aceptan la monogamia, en su mente no procesan la idea de tener relaciones con una sola persona, a pesar de haberse casado o aceptar un compromiso, para este tipo de personas el matrimonio es solo un sacrificio hecho para mantener en el tiempo una relación que consideran satisfactoria.

-Algunos lo hacen por aburrimiento, todos los días siempre lo mismo, nos levantamos a la misma hora, hacemos lo mismo, las cosas pasan siempre igual, sin darnos cuenta ya hemos caído en la rutina, y ni hablar del sexo, lo hacen una vez a la semana y así se vuelve una obligación y pierde esa chispa, la picardía, la emoción .

-Otros creen que su pareja no les proporciona el suficiente amor, cariño y comprensión. Muchas veces estas personas no son conscientes de sus necesidades emocionales, no lo hablan con su pareja y finalmente terminan siendo infieles.

-Otros son infieles porque creen que el amor ha desaparecido, porque ya no sienten la intensidad propia del inicio de la relación. La verdad es que en las parejas sanas, a medida que pasa el tiempo el amor se transforma en mayor compromiso, intimidad y confianza.

-En algunas parejas existe vacío emocional, si la relación es insatisfactoria lo más normal es que antes o después uno de sus miembros termine siendo infiel, esto suele darse mucho con parejas que se precipitan a casarse sin haberse conocido lo suficiente y con el tiempo se dan cuenta de que no hay una verdadera conexión entre ellos. El sexo y el romance se utilizan para llevar un vacío emocional.

-Algunas personas son conscientes de que ya no aman a su pareja, y saben que van a dejarla, pero primero buscan un suplente para poder reemplazar a su compañera en cuanto se haya tomado la decisión. Muchas veces esto se hace de manera inconsciente, pero se hace.

-Algunas personas son infieles porque son inseguros, se sienten en inferioridad de condiciones con respecto a su pareja (más viejo, más feo, con menos dinero). En este caso la infidelidad sirve para reafirmar su valor en el mercado amoroso, subir su autoestima al considerarse deseable.

– Otros engañan solo por vengarse de algún comportamiento de su pareja que consideran injusto. Quizá solo porque sospechan que su pareja les está siendo infiel, y antes de tener pruebas de ello, deciden ser infieles.

Algunos estudios confirman que las personas que han sufrido algún tipo de trauma en la infancia, como un abandono emocional, mal trato físico o abuso sexual, son más proclives a ser infieles con respecto a sus parejas, según la ciencia se es más infiel si se han visto determinados comportamientos en el entorno familiar.

Existen personas que tienen expectativas irracionales de lo que su cónyuge debe ofrecerles; estas personas esperan que sus parejas les concedan todos y cada uno de sus caprichos. Cuando sus parejas inevitablemente fallan, sienten que la infidelidad está justificada, en estos casos la educación juega un papel muy importante, “los niños mimados son las propensos a ser infieles, pues no han aprendido a sobre poner sus deseos”.

Como puedes darte cuenta, los factores que llevan a una persona a ser infiel pueden ser muchos, en la mayoría de los casos el atractivo físico no tiene nada que ver, a veces simplemente se busca lo que no se tiene.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"