Hornear pasteles y dulces para otras personas hacen bien para la salud, según los psicólogos

Las personas que aman cocinar siempre pero siempre encuentran la excusa perfecta para preparar un delicioso postre. Preparar platos para otras personas es una experiencia gratificante y, según un estudio, también genera beneficios para la salud mental.

Preparar pasteles trae bienestar emocional

Para Donna Pincus, profesora de Psicología y Ciencias del Cerebro de la Universidad de Boston, la culinaria es una forma de expresión creativa y una óptima herramienta para enfrentar, por ejemplo, el estrés.

El hecho de además cocinar para los demás también es una gran manera de transmitir sentimientos.

En varias ocasiones a través de la comida estamos comunicando algo que no decimos verbalmente porque nos cuesta o no sabemos expresarnos a nivel emocional: brindar un alimento hecho por nosotros mismos demuestra una gran dedicación y cariño.

De acuerdo con Julie Ohana, asistente social y terapeuta culinaria, la comida es una vía de expresión de amor en varias culturas y también es “un complemento positivo y maravilloso para la comunicación”.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"