Hipotiroidismo: cómo cuidar tu tiroides.

Primeramente hay que saber que el hipotiroidismo es una enfermedad de la glándula tiroides, que consiste en dejar de producir la cantidad normal de hormona tiroidea. Ante esto es importante evitar el consumo de soja, ya que puede impedir la absorción de la levotiroxina. Cabe mencionar que esta enfermedad tiene mayor incidencia en las mujeres, pues posee síntomas muy variados, pero al final de cuentas todos tienen cierta relación a un aumento de peso. La glándula tiroides es la principal encargada de regular la energía en todo el organismo, por eso cuando ésta se desarregla todo el organismo funciona mal.

En muchas ocasiones se suele recurrir a dietas muy poco efectivas, con las cuales lo único que se consigue es aumentar los problemas nutricionales, empeorando aún más la enfermedad. Normalmente cuando existe una metabolización lenta de nuestro organismo, la cantidad de complicaciones que pueden llegar a aparecer son bastantes. Por eso es de suma importancia estar atentos a cada uno de sus síntomas y por supuesto, que el médico también nos brinde el tratamiento adecuado.

Aquí te daremos algunas orientaciones para que conozcas qué dieta es la más adecuada y así mantener tu salud en buen estado. Pero claro, tu doctor es quien tendrá siempre la última palabra.

Posibles causas del hipotiroidismo

Existen varias causas posibles que pueden derivar en la enfermedad de esta glándula, éstas son algunas causas:

• Tiroiditis: Esto suele suceder cuando las glándulas tiroides se inflaman, y por ende, las mismas dejan de producir el nivel necesario de esta hormona. Este caso se da mayormente en mujeres y también en personas de aproximadamente 50 años o más.
• Problemas relacionados con el sistema inmunitario
• Los medicamentos que en su compuesto contengan litio también son perjudiciales.

• El yodo radiactivo que se utiliza para algunos tratamientos, puede ser otra causa.
• En algunos casos traemos ya de nacimiento ciertas anomalías congénitas.
Síntomas del hipotiroidismo

Cuando presentes uno de estos síntomas es importante consultar, ya que podría tratarse de un caso de hipotiroidismo:

• Aumento de peso. Esto pasa porque nuestro metabolismo funciona de maneramás lenta y por esa razón, nuestro cuerpo comienza a retener agua, sal, grasa, etc. No hay que confundir esto con los síntomas de la menopausia.
• Empezamos a cansarnos más fácilmente y volvernos lentos.

• Se menstrua más de lo normal.
• Surgen los dolores articulares y también en los músculos.
• Piel muy pálida y demasiado seca.
• Periodos constantes de tristeza.
• Presentar cierta fragilidad de uñas y cabellos.
• Estreñimiento constante.

• Mucha sensibilidad al frío.
También existen otros síntomas que pueden aparecer tras no haber hecho un tratamiento adecuado.

Otras características más visibles de una persona que sufre el hipotiroidismo son:

• Pérdida del sentido del gusto y el olfato.
• Hinchazón en zonas como las manos y los pies.
• Nuestra piel presenta mayor grosor.
• Caída de los pelos de las cejas.

¿Por medio de qué exámenes se diagnostica el hipotiroidismo?

• Lo primero que el médico podría hacernos es un análisis de sangre, básicamente esto se hace para poder observar el nivel en que se encuentra nuestra hormona tiroides (TSH)
• La realización de un hemograma es fundamental, también el médico procederá a la medición de nuestro nivel de colesterol, de sodio, prolactina y también las enzimas hepáticas.
Dieta adecuada para el hipotiroidismo

El tratamiento médico acompañado de una buena alimentación, son fundamentales para que nuestra tiroides produzca nuevamente los índices normales y necesarios de esta hormona que nuestro organismo necesita. Por esa razón es de suma importancia que a tu dieta le incluyas estos nutrientes:

Yodo

El yodo ayuda a incrementar la producción de tiroxina, pues de esa manera ayuda a mejorar la tiroides. Este mineral comúnmente lo puedes encontrar en alimentos mayormente de origen marino como: el pescado, el marisco, la sal marina, la sal yodada y en las algas marinas.

Haciendo un paréntesis, es importante que no abuses con el consumo de las algas, en especial del Fucis vesiculosus o del Kelp, ya que, a menudo, éstas se venden con niveles muy elevados de yodo, que en lugar de mejorar, puede llegar a empeorar nuestro estado y a crear anticuerpos. Simplemente debes consumir la cantidad justa y adecuada y, si tienes alguna duda, consulta a tu endocrino, pues él te dará la dosis exacta de acuerdo a tu necesidad.

Otros alimentos ricos en yodo son:

• Los pistachos
• Las nueces

• El coco
• Las avellanas
• Las lentejas
• Los tomates
• Las manzanas
• Los mangos
• Las piñas

Alimentos con vitamina A

Los alimentos que poseen esta vitamina, aparte de cuidar tu tiroides, también ayudarán en el cuidado de tu piel y de tu cabello. Alimentos con gran cantidad de vitamina A son:

• Endivias
• Almejas
• Huevos
• Batatas y boniatos
• Espinacas
• Caviar
• Berros
• Zanahoria

• Caquis
• Nísperos
Alimentos con vitamina B

Esta vitamina es fundamental para el sistema inmunitario, para el corazón y también el sistema nervioso. Los alimentos que más vitamina B nos aportan son:

• Sardinas
• Boquerones
• Hígado de ternera
• Pollo o cordero
• Ostras
• Caballa
• Mejillones
• Salmón

• Atún
• Bacalao
Frutas que aumentan la producción de tiroides

Entre las frutas encargadas de la producción de tiroides encontramos: granadas, uvas, naranjas, limones e higos.

Plantas que ayudan al tratamiento del hipotiroidismo

• Genciana: Esta planta ayuda a incrementar la producción de hormonas tiroideas.
Principalmente se puede utilizar la raíz. La misma la maceramos durante dos días, la colamos y le agregamos unas cucharadas de miel. Lo recomendable es beber dos tacitas por día.

• Flor de la pasión: Es una planta que ayuda a aliviar los síntomas del insomnio, el dolor y la tristeza. Lo primero que se debe hacer es secar la planta y hacer con ella una infusión.

​Alimentos prohibidos en el hipotiroidismo

Principalmente hay que evitar el consumo de la soja y sus derivados (como el tofu), éstas están contraindicadas si tomas levotiroxina.


Hay varias formas de cuidar la glándula tiroides, y en muchos casos de manera natural. Así que saca provecho a eso, pero no dejes de lado en ningún momento las recomendaciones de los profesionales.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"