Hey, tú si tú, recuerda: que nunca pero nunca es demasiado tarde para empezar de nuevo

Estoy creciendo, estoy aprendiendo, estoy sanando, finalmente me estoy convirtiendo en la mujer que pensé que era.

Me estaba mintiendo a mí misma. Pero ahora es el momento en que sigo, soy una persona nueva. Alguien de quien puedo estar orgullosa, y encontrar personas que no acepten nada menos de esta nueva chica que yo soy. Y si estás aquí si estás leyendo esto… por favor sabe que significas todo para mí y estoy tan feliz de que estés en mi nueva vida. He pasado tanto tiempo buscando personas como tú. Así que gracias. Y para ti lector recuerda que siempre se puede comenzar de nuevo, dejando todo atrás.

Si te identificas con mi historia y deseas hacer un cambio, puedes empezar así :

Cambiando tus creencias

Deja a un lado, pensamientos limitantes como: “Soy una perdedora”, “Ya no tengo edad” o de donde conseguiré una nueva pareja o nuevos amigos. Precisamente ahora que no tienes nada, no hay nada que perder, además tienes detrás una experiencia de vida que te ha dejado muchas lecciones, depende de ti crear una nueva vida.

Al empezar un nuevo camino, el que te conduce a la vida de tus sueños. De hecho si lo anterior se acabó es porque era necesario romper determinados lazos para comenzar el verdadero camino que es en el que te encuentras ahora, este es tu camino genuino, transítalo.

Tómate un tiempo de reflexión y planificación

Date tu tiempo, para pensar en la nueva vida que vas a emprender y como quieres que sea . Ahora que estás comenzando de nuevo, tienes la oportunidad de diseñarla como tú quieres desde el principio, usando todo lo que has aprendido hasta hoy.

Lee libros, investiga en internet, descansa, cuídate, dedícate a ti. Intenta estar relajada y a gusto, podrás realizar la reflexiones que necesites hacer en paz. Imagina tu nueva vida ideal, o sea diseña los planos iniciales de esa vida soñada. No pongas límites en esos planos mentales , describe con todo lujo de detalles, cómo es la vida que tú quieres, con independencia de las posibilidades que veas de que se cumpla, recuerda que principio tienen las cosas.

Da los primeros pasos

Una vez estés tranquila con la cabeza clara y teniendo en mente cuál va a ser tu nueva vida, inicia los primeros pasos para acercarte a ella.

No esperes a ver la forma. Acuérdate de la frase: “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”. Simplemente comienza. Al avanzar podrás ver los siguientes pasos. Sigue siempre adelante, pues durante el camino las circunstancias van cambiando y lo que hoy parece un problema, mañana se puede transformar en una ventaja.

Disfruta de ese nuevo camino. Disfruta de todo el proceso y métete en la cabeza que nunca es demasiado tarde para volver a empezar.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"