Hay una frase muy conocida que reza así “Cásate y verás”

Entonces la pareja se desafía a sí misma para revertir dicha frase, comúnmente expresa un doble sentido, por la que es mejor no dejarse llevar, pues cada relación es diferente, porque cada persona es diferente. Lo desafiante es el inicio de la relación y más aún cuando se trata de un matrimonio o de una pareja que opta por convivir juntos. La vida de pareja no es fácil, pero tampoco es complicada, una vez que logren encastrar los engranajes todo quedará perfecto.

Cuantos más cómplices será más divertido

Entonces empieza una carrera entre ambos, quien gana, solo lo sabremos cuando veamos el resultado. Quien gana es aquel que más oportunidades de diversión ha creado en la relación, y aunque parece raro, mayormente son los hombres los que inventan las travesuras para que la relación sea divertida.

Enamórame cada día con tus locuras, eso es lo que espera una mujer de su hombre, y el hombre espera que la mujer disfrute al máximo cada una de sus ocurrencias.

Muchas veces sucede que el hombre está tan predispuesto a la locura, a experimentar cosas nuevas, sensaciones diferentes, pero la mujer es como más temerosa, eso hace que no funcionen al mismo ritmo y el hombre quede desanimado, el intentará siempre seducir a la mujer, pero si la mujer no funciona al mismo nivel que su pareja, empezará el desequilibrio entre ambos, entonces el dialogo será preciso, el contarse cada uno sobre sus inquietudes, sus temores, y saber sobrellevar sobre todo cada uno las inquietudes del otro hará siempre la diferencia. Por eso una buena comunicación entre ambos siempre será constructiva para la relación, y eso hará a su vez que todo sea más divertido en la relación.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"