Descubre el orgasmo y cómo lograrlo cada noche!

La falta del orgasmo femenino es una de las preocupaciones sobre el sexo que sufren muchas más mujeres de lo que creemos. Existen varias causas y muchas son subsanables.

 ¿Por qué las mujeres no tienen orgasmos? ¿qué influye?



Algunas mujeres sufren en la intimidad, por esta razón, ya que como sabemos el orgasmo es la culminación perfecta de una vida sexual satisfactoria, conocer los factores tanto orgánicos como psicológicos es de vital importancia para emprender el camino a la solución de este frustrante problema.

Pareja equivocada

 

Muchos hombres simplemente no saben cómo complacer a su pareja en la cama. O no son compatibles contigo, (A uno le gusta hacer algo que al otro no)

No están familiarizados con las zonas erógenas de su mujer, o piensan sólo en sí mismos.

A eso se suma que muchas mujeres temen hablar de eso con sus parejas, tú tienes derecho a la satisfacción sexual. ¡háblalo!

Mala conexión  

Una mujer necesita conectarse emocional y espiritualmente con su pareja, para encender su libido. Es necesario que se inicie con un preludio candente para encender el deseo y aumentar la excitación que la lleve seguramente al clímax.

Haz el ejercicio de enfocarte en el acto, despoja tu mente de los pensamientos cotidianos e intenta establecer esa conexión única con tu pareja, a veces es instantánea, a veces hay que trabajarla, la actitud es la clave

Oxitocina baja

La hormona del sexo como podríamos llamarla coloquialmente está estrechamente relacionada con el deseo sexual y las contracciones uterinas. Al estar bajos los niveles de esta hormona por causa de la ansiedad y el estrés. La oxitocina se activa en la mujer cuando se experimentan momentos previos al placer. Lo que lleva a decir que una buena previa es fundamental para ello.

Presión por parte de tu pareja

Si la pareja de la mujer la presiona e insiste para tener intimidad porque su apetito sexual es diferente, genera ansiedad, sentimiento que casi siempre bloquea la libido femenina. El debería respetar tus ganas o no, así si te sientes liberada de la presión de tener que “cumplir” te sentirás más a gusto y contenida, lo que seguramente aumentara tu deseo sexual.

Poco ejercicio al suelo pélvico

Aguantar demasiado para ir al baño o ir demasiadas veces puede provocar esto. El suelo pélvico es una estructura muscular que sirve de apoyo y sostén a los órganos pélvicos, como la vejiga, el útero y el recto. Si esta estructura no se mantiene firme varias de las funciones de esos órganos empiezan a fallar produciendo desde incontinencia urinaria hasta disfunciones sexuales. Haz los ejercicios Kegels.

Manos a la obra

La masturbación es lo más sano del mundo. No sólo es capaz de proveernos de un placer rápido y fácil, además nos muestra los diversos caminos que tenemos para llegar al gran O.

Conocernos más hará tener mejores relaciones sexuales con los otros. ¿Cómo sabrá explicarle a alguien lo que le gusta si tú ni siquiera lo sabes?



El ruidoso silencio 

Nos hemos quejado hasta el cansancio de que la pornografía ha exagerado el tema del griterío en sus producciones, pero hay que convenir que  el ruido es necesario para lograr estimular el cuerpo y encender la pasión.

Tener sexo es una experiencia sensorial que tendría que sentirse y expresarse desde todos los puntos corporales. No se trata de tener un concierto sinfónico, sino de relajarse y dejar que el cuerpo hable con el placer está llegando. ¡No te reprimas!

Impaciencia

Las mujeres necesitan más tiempo que los hombres para encenderse completamente el deseo y la pasión, así también como para llegar al orgasmo La ansiedad por terminar igual que su pareja o hacerlo más rápido hace que la mujer pierda la excitación y no alcance el orgasmo. Relajarse es la clave.

Obsesiones

Solamente alrededor del 20% de las mujeres tienen un orgasmo vaginal, es decir, lo pueden lograr al ser penetradas. Mientras que el 100% experimentan el clímax con la estimulación del clítoris. No obstante, algunas mujeres se obsesionan por sentir cualquiera de los dos, (sobre todo el vaginal) y lo único que consiguen es bloquear su mente.

Menopausia

Una mujer que está en esta etapa tiene algunos síntomas físicos que la bloquean para disfrutar los encuentros sexuales como la falta de lubricación, por lo que es más difícil que lleguen al orgasmo.

Si tienes dificultades para alcanzar al orgasmo, lo mejor es analizar las razones principales y actuar de forma rápida e informada, Puedes optar consultar a un especialista, utilizar juguetes sexuales o incrementar y condimentar el juego previo sexual con caricias, besos y abrazos que te hagan sentir fantástica y en sintonía con tu pareja.