Grasa abdominal: ¿conoces el método japonés para eliminarla?

Aunque lucir panza, flotadores o como quieras llamarle, puede parecer solo un problema estético, en realidad es algo que va mucho más allá, ya que es una cuestión de salud.

Por ello, encontrar una manera de eliminarla es sumamente importante.

Peligro

Un abdomen plano no es cuestión (solamente) de vanidad: es algo necesario para llevar una vida más sana y longeva.

La grasa abdominal puede presentarse incluso en personas que estén en línea y dentro de un peso saludable.

La grasa visceral es mucho más nociva que la subcutánea. Se trata de una grasa que tiende a aumentar cuando las vísceras no pueden tolerar la entrada masiva de nutrientes, principalmente carbohidratos y ese excedente se transforma en grasa.

Esto es el paso previo a un hígado graso, un corazón graso o un páncreas graso. Además, esta grasa visceral es más capaz que la grasa de tipo subcutáneo de producir sustancias proinflamatorias. Esto genera un estado que predispone a diversas patologías muy graves, como la diabetes o los trastornos inmunitarios.

Por qué se acumula

Varias razones propician la acumulación de grasa abdominal.

-En primer lugar, existe un componente genético que determina la distribución de las grasas en el cuerpo.

Este aspecto también desempeña un papel muy importante en la relación con el nivel de saciedad de cada individuo. Aquellas personas que por genética comen más, tienden a acumular más grasa abdominal. Por ello, si en tu familia varios integrantes acumulan grasa abdominal, es posible que tú también tengas esta tendencia.

-El estrés también es un factor que contribuye a la aparición de la grasa abdominal, porque estimula la producción de la hormona cortisol, una hormona lipogénica que transforma la grasa en adipocitos (células adiposas). Justamente la zona del cuerpo que tiene una mayor cantidad de receptores de cortisol es el abdomen.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"