Gracias por caminar siempre a mi lado.

Hoy quiero dar gracias a una de las dos personitas más importantes en mi vida, a la que le debo más que mi vida, a la que igual que mi madre, me espero con tanto amor e ilusión durante nueve largos meses, al que le debo muchas noches de desvelo junto a Mamá, quien me cargo en sus brazos con amor pero con temor a que me pasara algo, por verme tan frágil, quien me inculcó el amor al deporte, mi favorito el fútbol, quien me inculcó muchos valores y grandes enseñanzas mas, a quien me supo guiar con su ejemplo, pero también darme mucho amor y cariño. Me refiero a mi querido Padre.

Gracias Padre porque gracias a ti me convertí en una gran persona, gracias a tus enseñanzas, gracias a tu ejemplo, porque siempre me diste el mejor, siempre supiste ir por el buen camino, sabiendo que yo seguiría tus pasos y te lo agradezco enormemente, eres una persona fuerte, nada te doblega, muy optimista, siempre mirando el lado positivo de las cosas, muy trabajadora, has tenido que madrugar durante tantos años para ir a trabajar y sostener a tu familia como Dios manda, y aun así nunca te escuche quejarte de nada, siempre salías a trabajar con muchas ganas, siempre agradecido con Dios y con la vida por tanto que te daba, muy honrado,jamás en la vida has tomado algo que no te perteneciera, responsable con tu familia y tus hijos.

Gracias porque junto a mi Madre me cuidaste cuando yo más te necesitaba, cuando me enfermaba y tenias que salir corriendo al hospital en las noches frías de invierno, yo con esa terrible bronquitis que casi me tapaba la respiración y tu ahí junto a mi madre, siempre al pie del cañón, aun teniendo que trabajar al día siguiente, desvelado, aun así nos acompañabas, recuerdo la cara tuya Papá y la de mi Mamá también, cuando el doctor les dijo que tenía bronquitis asmática y que esa enfermedad nunca se me quitaría, que tendría que vivir con muchos cuidados,y mírame Papá aquí estoy más sano y fuerte que nunca y eso te lo debo a ti Papá porque nunca te das por vencido, mas cuando se trata del bienestar de tus propios hijos.

Gracias Papá porque me inculcaste el amor al deporte, mi deporte favorito , porque Domingo a domingo me llevabas al club a jugar, yo muy feliz que me vieran al lado de mi Papá, también muy feliz y emocionado de jugar, recuerdo que se me hacia larga la semana, para que llegara el domingo e ir a jugar, también recuerdo que el día del padre, siempre había juegos en el club,lo emocionado que te sentías con el regalo que te daba el día del padre, el tan esperado gol!!!!, como quisiera que regresaran esos tiempos.

Gracias también por apoyarme en mi educación, porque sé que aun con muchos sacrificios me proveías todo lo que necesitaba para mi escuela, por inculcarme el amor por la lectura, recuerdo cuando me revisabas mis cuadernos y mis libros de la primaria, lo recuerdo y siento tanta emoción, vienen a mi mente tantas cosas buenas y agradables que pasábamos cuando era niño, también recuerdo que me ayudabas a realizar mis tareas, me explicabas cuando no entendía algo, jugabas conmigo, nos reíamos a carcajadas, que recuerdos tan lindos tengo de ti padre, como no agradecerte todo eso.

Recuerdo también cuando entré a la adolescencia cuantos dolores de cabeza te dí padre, cuantas veces no te hice caso, cuantas veces te hice enojar por no portarme bien en la escuela, pero tú con amor y mucha paciencia supiste guiarme, supiste escucharme y supiste entenderme, tu y mi madre siempre estuvieron ahí para apoyarme, gracias a Dios y a ti Padre salí adelante, hoy ya pasé la adolescencia y miro hacia atrás y me doy cuenta de lo equivocado que estaba, me doy cuenta cuanto los hice sufrir a ti y a Mamá y que sin tu apoyo y el de mi familia , las cosas serian muy distintas ahora, quizá me hubiera desviado del camino del bien, por eso Papá apoya a tus hijos, no los dejes solos, algunas veces como adolescentes creemos que lo sabemos todo y no es así, es ahí cuando necesitamos a nuestros padres y yo tuve y tengo la bendición de tenerlo aun a mi lado. Gracias

Papá por estar siempre para mí.

También Papá te quiero agradecer porque gracias a ti y a todo lo que me enseñaste de la vida, ya pude formar mi propia familia y aunque el camino me quiera llevar por el lado del mal, no lo lograrán porque siempre llevare presentes todas tus enseñanzas y buenos consejos y te prometo que seguiré con más seguridad tus pasos, porque sé que no te equivocaste conmigo, porque sé que aunque no estés presente o mi lado tus enseñanzas se quedan para siempre conmigo, porque quiero que mis hijos sigan mis pasos, que antes fueron los tuyos también, que sean personas de bien, trabajadoras, honestas, optimistas, que den el cien por ciento en todas las cosas que realicen, porque sé, que si lo hacen pisarán con pasos firmes, se que a veces la vida es difícil y dura, pero aun así, no me caeré y si por alguna razón llegara a caer, me levantaré y seguiré con paso más firme para darle el mejor ejemplo a mis hijos, que serán los que a mí me seguirán en este camino llamado vida.Toda la vida te estaré agradecido TE AMO PAPÁ!!


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"