Freddie Mercury disfrazó a Lady Di de fiesta a un bar

Algo de vida normal

Llegada a la familia real muy joven y sintiéndose atada al rígido protocolo que ello exigía, Lady Di quería algo de vida normal y pasar una “noche inolvidable”.

En un principio, sus amigos no estuvieron muy de acuerdo con la idea. ¿Qué pasaría si los medios descubrían a Diana en medio de una pelea en un bar gay de Londres?

Sin embargo, la princesa insistió tanto, que finalmente aceptaron. “Vamos, deja que la niña se divierta un poco”, le dijo Mercury a Rocos.

El disfraz

Por supuesto, había que pensar una manera en que la famosa princesa no fuera reconocida.

Tenían que disfrazarla.

Para ello, vistieron a Lady Di con una chaqueta militar, una gorra de cuero y unos anteojos de sol de aviador. El cabello quedó perfectamente oculto bajo una gorra de cuero.

“Cuando entramos al lugar, nosotros sabíamos obviamente que era la Princesa Diana y que podía ser reconocida en cualquier momento”, afirmó la actriz.

Sin embargo, todo salió a las mil maravillas: “la gente simplemente la ignoró. Ella parecía haber desaparecido. Y eso le encantó”, afirma Cleo Rocos en su libro. “Parecía todo un muchacho, un modelo masculino gay bastante excéntricamente vestido”, agrega.

El disfraz fue todo un éxito. Además, Mercury, Everett y Rocos distrajeron a la multitud ynadie se dio cuenta de que la mismísima esposa del Príncipe Carlos de Inglaterra estaba en el bar.

“Se tomó un vino blanco y una cerveza”, escribió Rocos.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"