Fibromialgia, el terrible mal invisible que afecta cada vez a más personas

Las personas con fibromialgia pueden tener otros síntomas como:

Dificultad para dormir
Rigidez en los músculos por la mañana
Dolores de cabeza
Períodos menstruales dolorosos
Adormecimiento de las manos y pies
Problemas con el pensamiento y la memoria, algunas veces llamados “lagunas”.

El 90% de los pacientes tienen cansancio, el 70-80% trastornos del sueño y hasta un 25% ansiedad o depresión.

El diagnóstico de fibromialgia o síndrome fibromiálgico se realiza en aquellos pacientes con un cuadro de dolor osteomuscular generalizado, de varios meses de evolución en los que se han excluido otras posibles causas del mismo. El dolor generalmente va asociado a otros síntomas como el cansancio, cefalea, sequedad de mucosas, entre otros. Cualquiera puede tenerla, pero es más común en las mujeres de mediana edad. Las personas con artritis reumatoide y otras enfermedades autoinmunes tienen mayores probabilidades de desarrollar fibromialgia.

El objetivo del tratamiento es mejorar el dolor y tratar los síntomas acompañantes, para conseguir una gran mejoría en la calidad de vida de estos pacientes. Es importante conocer la naturaleza de la enfermedad y cuáles son los factores desencadenantes de brotes, realizar tratamiento de las alteraciones psicológicas asociadas si las hay (ansiedad y depresión) y ejercicio físico suave diariamente. Evitar la ingesta de sustancias y bebidas estimulantes, las temperaturas extremas y los ruidos y luces.

Los analgésicos disminuyen de manera parcial el dolor y sólo los debe tomar si su médico se lo indica. Otros grupos de medicamentos utilizados son los relajantes musculares que deben tomarse en tandas cortas y algunos fármacos antidepresivos que aumentan los niveles de serotonina y que mejoran los síntomas de la fibromialgia, pero todos ellos deben suministrarse bajo prescripción médica. Por esto resulta importantísimo realizar terapia cognitiva conductual como parte del tratamiento, no sólo para lograr aceptación de esta nueva condición sino para entrenarse en manejo y regulación de la ansiedad.

No existe una cura, pero las medicinas pueden ayudar a controlar los síntomas. Dormir suficiente, llevar una dieta saludable y hacer ejercicio moderadamente también puede ayudar.

Sólo uno de cada diez pacientes con fibromialgia que solicitan el certificado de discapacidad lo obtiene, según un relevamiento difundido por la Asociación Civil FibroAmérica, con motivo del día mundial de la enfermedad, que se conmemora cada 12 de mayo.

Si conoces alguien que se queja de dolor constantemente y llegaste al punto de dejar de creerle, tal vez, tenga esta condición y no lo sepa. No es bueno juzgar a los demás.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"