Brad Pitt trabajaba para una compañía de strip tease! Y hay más…

Puede darse el caso de familias destruidas, efectos provocados por enfermedades hereditarias o situaciones de pobreza todo esto rodea a estas celebridades. El recorrido de las estrellas en ascenso al éxito ha sido mucho más duro de lo usual.
Los comienzos de todo actor nunca han sido cómodos. Hoy te contamos no solo a cerca del camino a la fama sino, también te mostramos la cara más cruda de esta realidad, enfermedades congénitas, familias destruidas, entre otras tragedias patentes son algunos de los elementos que se sucedieron para impedir que estos actores lleguen al éxito esperado. Pero a pesar de todo pudieron conquistar el afecto del público.

Peter Dinklage


El particular Tyrion Lannister de Juego de tronos se inició desde un camino bastante espinoso. A pesar de obtener la licenciatura en Arte Dramático en la universidad Bennington, el joven Dinklage se encontró con el inconveniente de que las propuestas de trabajo que le ofrecían eran para hacer de duende, siempre debido a su baja estatura.
Para quien había protagonizado y dirigido obras de Chéjov no resultaba nada cómodo. De manera que, entre los años 1991 y 1995 (cuando apareció como secundario en Vivir rodando), el actor en cuestión trabajó en obras del off Broadway, viviendo en los apartamentos más austeros de Brooklyn y alimentándose mal día tras día.

Hilary Swank


Hilary pudo verse reflejada en su personaje de Million Dollar Baby pues así mismo ella tuvo que luchar por su lugar en Hollywood. A diferencia de Dinklage, que proviene de clase media-alta, la actriz de quien hablamos debió vivir parte de su infancia en una autocaravana, y su recorrido perduró cuando su madre y ella llegaron a Los Ángeles. Durante sus primeras semanas de estadía, ellas no tuvieron otra opción más que dormir en su vehículo hasta que consiguieron algo de dinero para alquilar un apartamento. Para peor, Hilary no tenía buenas relaciones ni con sus profesores ni con sus compañeros de estudio por lo que dejó la enseñanza media.

Jim Carrey

Si bien ya no es el actor de mejor paga de Hollywood, la imagen que se ha creado en torno a él sigue dando de qué hablar siempre. La vida de Jim Carrey no ha sido precisamente una comedia sino más bien una tragedia, por lo menos en sus primeros momentos. Cuando el futuro actor de El Show de Truman tenía aún 15 años, su padre perdió el trabajo, motivo por el que la familia necesitó mudarse a la autocaravana, mientras tanto, el protagonista se alejó de los estudios y se puso a trabajar de portero. Carrey comentó en varias oportunidades que le fueron de mucha ayuda los bolos que iba haciendo como comediante de escenarios hasta que finalmente, tiempo después, logró el salto a la fama.

Halle Berry


Después de verla en Monster’s Ball, pareciera insólito que padezca tanta dificultad en sus inicios, con ese físico, su color de piel y sus encantos. Cuando su padre se fue de la casa, Halle se mudó junto a su hermana menor y su madre a un barrio habitado por mayoría blanca, por lo que tuvieron algunos problemas con gente del vecindario que no aceptaban a una familia de color. Pero a pesar de esta molesta discriminación, ella no tuvo problemas en los estudios y tuvo éxito en los concursos de belleza.
Por ello fue que al culminar sus estudios viajó a Nueva York con la intención de ser actriz. Pero nuevamente su color de piel fue otro traspié para los canales de TV. A partir de esta búsqueda de Berry se inició un camino de angustia e incluso llegó a dormir en refugios para personas sin techo. Finalmente, su afán no había sido en vano pues encontró un trabajo como modelo y gracias a ello alcanzó las escenas.

Nicole Kidman


Sorprendentemente la ex esposa de Cruise atravesó también por una historia de penurias desde muy joven. Nicole se crio en el seno de una familia sencilla, por lo que cuando a su madre le diagnosticaron cáncer de mama, ella tuvo que dejar los estudios y ponerse a trabajar de camarera para pagar las cuentas. Finalmente, su madre se recuperó y Nicole pudo dejar el servicio y continuar con su educación. Lo demás ya es historia conocida.

Brad Pitt


El actor proviene de una familia de clase media, realizó estudios universitarios (Periodismo y Publicidad) pero lejos de la carrera universitaria alcanzó la fama de la que goza hoy día. Antes de ser actor trabajaba de chofer para una agencia que enviaba mensajes personalizados con personas que hacían strip-tease mientras cantaban su mensaje, conocido como Strip-o-gram.

Sin embargo, se trata de un actor que comenzó la carrera de actor un poco tarde con 24 años cumplidos, por lo que se considera que tuvo que pagar un importante costo por eso. En sus comienzos recordamos cinemaníaco aspirante a actor: ese anuncio tan mal logrado que para cualquier actor principiante es necesario si debe pagar sus cuentas, su alquiler, pero, sin embargo, puede tratarse de la antesala de la gran fama.

Daniel Craig


Aunque te parezca mentira James Bond también ha pasado por peripecias antes de la llegada de la fama. En 2005, un año antes de que Casino Royale lo llevara hasta el 007 más recordado desde Sean Connery, Craig tuvo que pasar varias noches en parques de Londres, a pesar de haber tenido papeles destacados en Layer Cake, Elizabeth, Sylvia y Camino a la perdición. Aun así, le costó caminar hacia el éxito y tuvo su cuota de desavenencias antes de convertirse en lo que es hoy.

Fuente:Actores antes de hacerse famosos


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"