Estudios nos revela porque disfrutamos más los amores de verano

Todas las personas estamos en la búsqueda del verdadero amor ese que nos consuma al punto de solo pensar en esa persona para emprender nuestro proyecto de vida personal, sin embargo algunos son capaces de experimentar enamoramiento o relaciones fugaces durante su periodo vacacional o época veraniega considerando estos momentos como los más intensos e inolvidables de sus vidas, así lo muestran películas y series tal como lo dicen los que logran vivirlo pero ¿será esto cierto?

La profesora de psicología Catherine Sanderson del Amherst College de Massachustts nos comparte que “Las personas pueden sentirse más libres de participar en experiencias románticas y sexuales si están “en el recreo” de sus vidas reales”

En su investigación nos deja evidencia de que las personas están más dispuestas a experimentar a plenitud cunado pierden sus inhibiciones regulares y experimentan la usencia de compromisos esto nos hace más abiertos a experimentar lo desconocido manteniendo una relación amorosa que se lleve de forma libre y sin ataduras con el paso del tiempo.

Otra de las teorías planteadas por la ciencia surgió por la universidad de Groningen de Holanda, esta fue expuesta por el psicólogo Florian Zsok quien nos relata en medio de su investigación sobre la atracción, nos indica que los amores de verano mayormente se dan a primera vista este descubrió en su investigación que el amor a primera vista se mantiene íntima y notoriamente relacionado a la atracción física que pueden experimentar las personas. La época de verano se mantiene presta a que las personas se vistan de forma más llamativa y demostrativa logrando potenciar la excitación sexual y las miradas, incrementando así las condiciones para lograr consumar las relaciones sean amorosas o sexuales.

Otro factor de estudio es el comportamiento de las personas durante la época que socialmente se ha inculcado que durante época la conducta de los individuos puede cambiar presto a que este periodo de tiempo está inmerso en la diversión y la aventura potenciando la capacidad de las personas a sentirse abiertas a las aventuras y nuevas experiencias sin sentir peso de responsabilidad o compromiso, lo que genera que se desarrollen de forma amas abiertas las relaciones durante este periodo.

Esta es la temporada donde las personas experimentan más estímulos emocionales manteniendo un comportamiento más relajado y una mentalidad más abierta donde constantemente se realizan salidas con amigo, fiestas así como viajes y aventuras donde se mantiene un gran deseo aventurero que los hace propensos a sentirse más predispuestos a vivir nuevas experiencias como las relaciones amorosas que generan muchas emociones encontradas y excitación esto genera una percepción de que las cosas son más intensas de vivir que mantener un amor normal.

En conclusión aún falta mucho por investigar para determinar si las relaciones de verano son más intensas que las regulares, no obstante los datos revelados influyen en los resultados haciendo de la experiencia algo placentero de realizar, la recomendación es experimentar de forma personal un amor de verano y realizar las propias comparaciones y conclusiones.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"