Estoy harta! mi esposo es un hijo más

Muchas mujeres realmente sienten que sus esposos son un hijo más. En lugar de ser un apoyo para llevar adelante el hogar, son tan como los niños y dejan a sus esposas cumplir el papel de cocinera, chofer, maestra, enfermera, mucama, coordinadora de eventos especiales y encargada de la disciplina. Ante esta situación, muchas mujeres se sienten sin energía, especialmente que trabajan largas horas fuera del hogar. Esta dinámica de la pareja se transforma en un verdadero círculo vicioso, del cual se hace difícil salir y donde ambos miembros de la pareja tienen la misma responsabilidad.

Y quizás lo más grave: la situación es tan difícil que lleva a una insatisfacción profunda en muchos matrimonios, lo que puede llevarlos a fracasar.

Maridos estresantes

La carga que implica llevar adelante un hogar donde hay niños es mucha y si no se comparte, puede derivar en problemas… y mucho más si el propio esposo pasa a ser “un niño más”. ¿Comiste?, ¿tomaste tu medicamento?. ¡no dejes la ropa tirada!, son frases que deben dirigirse a un niño, pero no a un esposo.

Y no solo eso: para muchas mujeres, a la exigencia propia de la maternidad, se agrega que su esposo es una carga adicional y tiene un impacto aún mayor en sus niveles de estrés. Una encuesta realizada en Estados Unidos por Today, donde se entrevistó a más de 7.000 mujeres con esposo e hijos, encontró que la madre promedio califica sus niveles de estrés en un 8.5 de cada 10. El 46% de ellas, o sea casi la mitad, dice que sus maridos le causa más estrés que sus  propios hijos.

Estas son algunas de circunstancias que se repiten:

– Las madres se preocupan aún más, porque no tienen suficiente tiempo en el día para hacer todo lo que es necesario.

– 3 de cada 4 mamás con pareja dicen que ellas hacen la mayor parte de los deberes de crianza y del hogar.

– 1 de cada 5 madres dice que no tener suficiente ayuda de su cónyuge.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"