Estos son las 10 señales que demuestran que te estas esforzando demasiado para agradar a los demás.

Te esfuerzas demasiado en agradar a los demás si:

1. Sientes responsabilidad en cuanto a como se sienten los demás: Primero enfócate en tu felicidad y lo demás viene por añadidura. Eres una persona maravillosa, inteligente, respetuosa y valiosa, pero eso no debe obligarte a mantener feliz a todos los que te rodean. Cada uno es responsable de las decisiones que toma y debe ser capaz de responsabilizarse también por su felicidad.

Tú felicidad hace que todas esas personas que te aprecian, se sienta bien, pero eso no quiere decir que seas la única responsable.

2. Tienes la mala costumbre de pedir siempre disculpas: Debes tener en cuenta que pedir disculpas no está mal, pero el pedir perdón por cada decisión que tomas no es nada correcto. Muchas veces tienes el temor de que te acusen o sientes culpa por algo que hiciste o dijiste, pero las decisiones que tomas son las que te hacen feliz y no tienes que disculparte por eso, siempre y cuando te mantengas en el margen del respeto hacia los demás.

3. Sientes demasiado estrés por lo que tienes que hacer: Si pasas demasiado tiempo haciendo cosas que los demás no te pidieron, pero te ofreciste amablemente a hacer y te sientes demasiado estresada, agobiada por la falta de tiempo, déjame decirte que si eres de las personas que dedican demasiado de sí mismas para agradar a los demás. Recuerda siempre que eres dueño de tu tiempo y deberías invertirlo en cosas que te gustan o apasionan.

4. Decir que no es más que imposible para ti: Cuando te piden algo, tú lo haces sin dudarlo. Te resulta imposible decir que no, no puedes negarte. Muchas veces cuando todavía no terminaron de pedirlo, tú ya te ofreciste a ayudar. Y lo haces porque eres muy buena persona, pero hay un inconveniente, cuando te piden algo y no quieres hacerlo, empiezas a buscar excusas para persuadir el pedido y algunas de ellas son: “estoy con mucho trabajo pendiente de la oficina”, “si no tenia cita con el médico, sin falta lo hacia” o “estoy enferma”, “tengo un compromiso ese día”, “tengo la agenda llena estos días”, entre otras. Pero tranquila, decir que «no»no significa que eres mala persona. Más bien saber decir que «NO» es muy sano, deberías practicarlo.

5. Quieres demostrar que estás de acuerdo con todo lo que piensan o hacen los demás:

Una de las cosas que comúnmente debilitan tu personalidad, tus valores y autoestima es intentar aparentar que estás de acuerdo con los demás todo el tiempo, cuando en verdad no es así. Saber escuchar es una de las mejores habilidades que puede desarrollar una persona para poder relacionarse adecuadamente con los que nos rodean. Estar de acuerdo con todos no es tan bueno, saber escuchar sí lo es.

6. Saber que alguien se enfada contigo es algo fatal:

No siempre que alguien se disguste o se sienta enfadado por alguna acción tuya, significa que lo que hiciste está mal. El verdadero inconveniente está en que no puedes aceptar esa situación y terminas sacrificando tu tiempo, tu esfuerzo y tus valores en algo en lo cual no estas de acuerdo, o no sientas que es lo correcto, simplemente para evitar contradecir a los demás.

7. Por lo general,terminas haciendo lo mismo que hacen los demás: Te comportas de una u otra manera dependiendo de con quien estés y te dejas guiar demasiado por lo que hacen los demás. Piensas que actuando de esta forma te van a aceptar en “su grupo”, pero ten cuidado que eso podría afectarte. Es muy importante que seas tu misma en todo momento y lugar, eso te fortalecerá y te hará sentir mas segura para mostrar tus opiniones, tus gustos y tus creencias. Ten en cuenta que nunca podrás estar de acuerdo con todos, porque somos y pensamos diferente y es todo eso es lo que nos hace únicos.

8. Se te dificulta bastante reconocer que estás dolida: Para poder mantener una relación basada en la sinceridad es muy importante que seas capaz de admitir que te sientes dolida por algún motivo. No es bueno guardártelo, deberías aprender a expresarlo, porque eso podría debilitar la estabilidad de tu relación. En el caso de que prefieras quedarte callada cuando te sientas enfadada, avergonzada, triste o decepcionada, puedes terminar lastimándote a ti y a los que te rodean, ya que no estas siendo 100% sincera.

9. Siempre necesitas reconocimiento: ¿A quien no le hace sentir bien recibir algún cumplido? ¿O un reconocimiento por nuestras acciones?. Es bueno que seamos agradecidos siempre, pero el hacer las cosas solo para que nos aplaudan, no es nada correcto. Lo malo de esto es que te sientas ofendida porque no te lo agradecen. Deberías considerar cambiar este punto para mejorar tu vida.

10. Con tal de evitar cualquier tipo de conflictos, haces lo que sea : Es lo más normal del mundo querer evitar conflictos, incluso es bueno hacerlo de vez en cuando. El problema comienza cuando haces de todo con tal de evitar un momento de mucha tensión o una discusión, tú deberías estar luchando por lo que piensas o crees que es lo correcto y no estar sacrificando todo tu tiempo en energías en algo que podrías solucionar hablando. La comunicación siempre es buena.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"