Estas son las cosas que los maridos adoran de sus esposas

Las mujeres solemos hacernos la idea de lo que los hombres piensan de nosotras, de la relación de pareja, del lugar que ocupamos en sus vidas. Pero, el libro de John Gray, “Los hombres son de Marte, las mujeres son de Venus”, nos pone de manifiesto un detalle importante a la hora del recuento de los tantos, sobre las diferencias más allá de lo físico, aquellas por las cuales ellos aman de nosotras cosas que quizás no pasan por nuestra mente y viceversa. A veces hasta pareciera que los maridos no le dan mucho crédito a sus esposas, sin embargo, guardan celosamente en secreto aquello que adoran de ellas.

Sí, es probable que muchas veces te quedes esperando que tome en cuenta tus esfuerzos o si te has puesto bonita para él, sea capaz de percibir que llevas un vestido nuevo o del corte de pelo que te acabas de hacer. Quizás él no haga ninguna de esas cosas, porque lo que para él es importante de ti pasa por otros andamiajes y adora de ti muchas cosas que tú ni sospechas. Ellos aman de su esposa estas actitudes

Si hay que hacerlo, ellas solo lo hacen

Las esposas por lo general no pierden el tiempo, simplemente van y lo hacen. No nos gustan las tareas pendientes y no solemos pedir ayuda. Tal vez ellos no se dan cuenta de que aquellos menesteres hogareños debían hacerse y solo lo harían en el caso de que nosotras se lo pidiéramos. Aunque no lo hayas pensado, él valora tu empeño.

Que ella tenga memoria para todo
Ni siquiera es por desinterés o porque no quieran saber de ello. Más bien se trata de una atención dispersa y no siempre se acuerdan de todo lo que para nosotras es importante. Nosotras nos acordamos de las cosas más absurdas de la misma manera en que nos acordamos de las cosas esenciales. Pero, somos capaces de perdonar lo absurdo y sin sentido de ellos aunque nos acordemos, simplemente pasamos por alto, es esa actitud la que ellos realmente aman de sus esposas.
Que las esposas con hijos, sean madres y mujeres maravillosas


La influencia de la madre en todas las etapas de la vida de sus hijos es una marca indeleble que perdura y se hace presente cada que los hijos dejan el hogar, si llaman a casa, es para hablar con ella, escuchar sus concejos. Las tareas escolares se hacen más con la madre que con el padre, estudios demuestran que la educación positiva es resultado de la educación materna. Los padres adoran esa conexión que ella tiene con sus hijos. La capacidad increíble de estar en pie cuando el hijo la necesita, pero sin dejar jamás de guardar una sonrisa y un beso para el esposo, es un mérito que los maridos admiran de sus mujeres.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"