Estas mascarillas de bicarbonato de sodio te harán lucir un rostro radiante.

Una piel sana y radiante habla mucho del estilo de vida que llevas, porque todo lo que comemos, tomamos además del tiempo que le dedicamos al reparador descanso, se refleja directamente sobre la dermis. Por esto es que existen diferentes tratamientos de belleza que ayudan a remediar los daños provocados por el paso del tiempo, stress o excesos varios en nuestro estilo de vida.

En ese sentido, hoy te mostraremos que existe un elemento fabuloso, indispensable, económico y que promete los mejores resultados para cuidar tu piel; se trata de el bicarbonato de sodio. Es bien conocido por sus propiedades en el área odontológica y ha sido utilizado como dentífrico natural por su capacidad de limpieza profunda.

En lo que respecta a la piel, resulta un gran humectante y es excelente para lograr una textura suave y tersa, completamente libre de impureza

Esta sustancia ayuda a remover las células muertas, promoviendo la regeneración celular, elimina imperfecciones y manchas para lograr una apariencia jovial y descansada.

A continuación, para que disfrutes cuanto antes de los beneficios del bicarbonato de sodio, te dejamos tres recetas que son perfectas para lograrlo:

Gracias a la textura y a las muchas propiedades del bicarbonato de sodio podemos combinarlo con muchísimos ingredientes e incluirlo en diferentes rutinas de belleza para cuidar de nuestra piel

Bicarbonato y aceite de coco

Ingredientes

• Aceite de coco
• Bicarbonato de sodio
Mezcla ambos ingredientes en igual proporción para lograr el efecto deseado, El aceite de coco es un potente humectante recomendado para combatir afecciones de la piel que causan sequedad y resquebrajamiento de la piel.

Por sus propiedades hidratantes y su delicadeza te lo recomendamos si tu piel es sensible o ha sufrido maltrato por químicos o sol recientemente.

.

Cómo aplicarlo

. Aplica la mezcla dando un masaje suave en el rostro, de preferencia en pequeños círculos.

. Deja actuar la mascarilla por 20 minutos.

. Remueve con agua tibia y lava la cara con agua fría para cerrar los poros

Canela, miel, bicarbonato y limón

La canela es un increíble limpiador facial pues cuenta con propiedades antiinflamatorias y antibacterianas que ayudan a combatir la aparición del acné además de prevenir la aparición de manchas faciales.

La miel por su parte aporta la suavidad y antioxidantes que tu rostro agradecerá después de un día expuesto a químicos y contaminación.

Por ultimo la función del bicarbonato y el limón es la de eliminar todo aquello que está obstruyendo tus poros para dejar la piel completamente limpia desde lo más profundo.

Ingredientes

• 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)
• 1 cucharadita de canela en polvo (5 g)
• El jugo de ½ limón
• 5 cucharadas de miel (125 g)
Preparación

• Mezclar todos los ingredientes hasta lograr una consistencia pastosa.
• Aplica sobre la piel del rostro y deja actuar por 15 minutos.
• Retira con agua fría (importante).

Aloe vera y bicarbonato

El uso del aloe vera se ha vuelto muy popular desde hace varios años. especialmente en lo referente al tratamiento de heridas y quemaduras.

Las recetas con bicarbonato de sodio en combinación con el aloe vera nos proporcionan un limpiador facial adecuado para prevenir y combatir la presencia de acné en tu rostro.

También es un excelente aliado para refrescar la piel después de quemarte por el sol.

Ingredientes

• 2 cucharadas de bicarbonato (10 g)
• 3 cucharadas de cristal del aloe vera (45 g)
Preparación

• En un recipiente mezcla los dos ingredientes y, con suaves movimientos circulares, aplica sobre las zonas mayormente afectadas.
• Deja actuar durante 30 minutos.
• Pasado el tiempo indicado, enjuaga con agua tibia.

Huevo y bicarbonato

El huevo es un excelente rejuvenecedor facial, propiedad que lo ha hecho ampliamente reconocido en el ámbito de los tratamientos faciales naturales.

Con esta mascarilla obtendrás una piel más tonificada.

Ingredientes

• 1 clara de huevo
• 1 cucharada de bicarbonato
Preparación

• Mezcla la clara y el bicarbonato hasta formar una pasta homogénea.
• Aplica en la zona afectada por arrugas y manchas de acné con movimientos circulares.
• Deja actuar por 30 minutos y enjuaga con abundante agua tibia.

Mascarilla de bicarbonato para piel grasa

sirve para exfoliar, humectar y regenerar la piel. Los ingredientes son fáciles de conseguir y la preparación solo te llevará unos minutos.

Ingredientes

• 3 cucharadas de bicarbonato de sodio (30 g)
• 3 cucharadas de agua mineral (30 ml)
• El jugo de ½ limón
• 4 gotas de aceite de oliva, almendras o lavanda
Preparación

• En un recipiente coloca el bicarbonato de sodio.
• Echa de a poco el agua, mientras remueves para formar una pasta.
• Exprime el limón y agrégalo a la preparación.
• Por último, vierte las gotas del aceite esencial de tu elección.
Aplicación

• Lava la cara con agua tibia y seca levemente dando suaves golpecitos con una toalla.
• Distribuye la mascarilla con movimientos circulares por todo el rostro (evita el contorno de los ojos).
• Si notas un poco de escozor en los granitos no te preocupes, es normal.
• Deja actuar 20 minutos y retira con abundante agua tibia.

Mascarilla de bicarbonato de sodio con manzanilla

Este exfoliante facial es muy eficaz y se puede hacer en casa sin problemas. Cuando tengas una tarde libre aprovecha las bondades de sus componentes.

Ingredientes

• 1 bolsa de té de manzanilla
• ½ taza de agua (125 ml)
• 2 cucharadas de avena en copos (20 g)
• 1 cucharada de miel (25 g)
• 2 cucharadas de bicarbonato de sodio (20 g)
Preparación

• Prepara la infusión de manzanilla como de costumbre.
• Deja reposar.
• Mientras tanto muele los copos de avena con ayuda de un mortero, un procesador de alimentos o una cuchara.
• En un recipiente coloca el bicarbonato, la miel y la avena. Mezcla bien.
• Retira el saquito de té y añade de a poco en la preparación anterior.
• Si queda demasiado ligera la mezcla puedes agregar más bicarbonato.
Aplicación

• Lava bien el rostro y aplica generosamente, sobre todo en las áreas donde se acumula la grasa y la suciedad: nariz, frente y mejillas.
• Deja pasar 20 minutos y enjuaga con agua tibia.
• Al terminar aplica una crema hidratante. Repite este tratamiento una vez por semana.

Si nuestra piel es sensible debemos prestar atención a las posibles reacciones que nos pueda provocar el bicarbonato, ya que en ocasiones puede ser algo agresivo para determinados tipos de piel


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"