Estas acciones destruyen tu autoestima y te convierten en tu enemiga

Generalmente en internet y en las conversaciones cotidianas, estamos llenos de información acerca de cómo podemos amarnos y respetarnos más. Y es por eso que no tenemos tanto conocimiento sobre otro tipo de acciones cotidianas, durante las cuales nos podemos rechazar, aunque no nos demos cuenta.

En ocasiones, hay algunas acciones o palabras que está claro que no nos están ayudando a aumentar nuestra autoestima. Sin embargo, existen otras que pasan desapercibidas, que nos afectan y que al final del día, nos hacen daño.

Todas las mujeres podemos tener intenciones de amarnos y cuidarnos, pero ¿nuestras acciones siempre reflejan esto? Es normal que en nuestro registro, solo tomemos en cuenta las acciones que nos dañan más directamente y que dejemos de lado otras que también nos dañan, pero que no sabemos que lo hacen. Entonces ¿Cómo aprendemos a actuar mejor con nosotras mismas?

POBRE DE MÍ, NADIE ME COMPRENDE

El hacerse la víctima es una acción que nos daña y que entre la sociedad, está incluso bien visto, entonces nosotras podemos tranquilamente quejarnos de nuestros problemas y no recibimos ningún castigo, sino que al contrario, las personas nos compadecen y algunas veces intentan ayudarnos.

Casi siempre podemos culpar a otros de nuestras malas decisiones, lo cual nos lleva a que el otro sea el que se equivocó o que incluso sea acusado de ser mala persona y que nosotras seamos las víctimas.

¿Qué ganamos con esto? A simple vista, el no hacernos cargo de nuestra responsabilidad. Sin embargo, en la profundidad, nos estamos dañando, ya que estamos reafirmando que no podemos cambiar la situación, que somos débiles y vulnerables.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"