Esta chica rechazó la propuesta de matrimonio de su novio por una razón sorprendente .

Uno de los mayores sueños de las mujeres es casarse y lucir perfectas en su matrimonio. Esto implica el que tengan un peinado hermoso, unos zapatos elegantes y nunca olvidaremos lo más importante: el vestido. Con este último, hemos soñado gran parte de nuestras vidas. Sin embargo, aunque este sea nuestro sueño, no siempre se cumple al pie de la letra, ya que muchas veces no logramos sentirnos conformes con nuestro cuerpo. Si es que tienes interés en este tema, entonces te invitamos a leer el siguiente artículo, te sacará una sonrisa.



En el caso de Jennifer Ginley, ella se encontraba profundamente enamorada de su novio Luke, el cual luego de compartir por 11 años con él, se encontró en una encrucijada cuando él decidió proponerle matrimonio, ya que se sentía insegura de tomar el siguiente paso. A continuación te contamos lo que pasó.

Su historia comenzó tiempo atrás

Todo comenzó cuando Jennifer era una adolescente que empezó a subir de peso. Desde el momento de su graduación, ella tuvo que alejarse de los padres, lo cual incidió en su aumento de peso, hasta llegar a los 120 kilos.

El peso que tuvo ella ocasionaba que tuviese que utilizar extensiones para el cinturón de seguridad. Tampoco cabía en los asientos pertenecientes a montañas rusas. Esto causó que ella tomara una decisión definitiva durante unas vacaciones en Disneyland.

Ver la realidad fue un golpe brutal



Según lo que relata Jennifer, la experiencia de tener que pedir una extensión para su cinturón de seguridad en el avión, en conjunto con tener que viajar en un asiento para personas más grandes, hizo que tuviese que pensar mejor las cosas. Luego, cuando vió las fotos que le habían tomado, en donde aparecía ella con la Sirenita – su personaje favorito de Disney- quedó horrorizada e impactada. Relata que se veía que estaba con mala salud, por lo que se puso a llorar, sintiéndose culpable y preguntándose cómo y por qué se había agredido a sí misma de esta manera.

Pero jamás se dio por vencida

Luego del incidente anterior, Jennifer decidió que tenía que cambiar, por lo que decidió unirse a la organización llamada Slimming World, en donde se encargan de ayudar a las personas a disminuir su peso. Lo bueno, es que los pacientes son acompañados durante todo el proceso. Por medio de esta experiencia, Jennifer pudo comenzar a cambiar su vida definitivamente, debido a que ya había intentado otras dietas, las cuales no le habían funcionado.

Siempre estuvo acompañada

Por medio de una dieta y entrenamientos específicos para ella según su cuerpo, logró cambiar su mentalidad y vida, teniendo resultados muy por sobre el promedio. En tan sólo 1 año llegó a perder 57 kilos, lo cual es prácticamente la mitad de lo que pesaba antes.

Este fue un proceso familiar, en donde su madre y su hermana, también unieron fuerzas para lograr bajar de peso. Ellas disminuyeron su peso en 45 kilos, cada una.

Hizo un gran esfuerzo

Jennifer decidió compartir en sus redes sociales, en específico por Instagram, su rutina de ejercicios, con la finalidad de que todos podamos motivarnos y saber que las metas son alcanzables, si es que nos esforzamos y tenemos un plan concreto.

Rebasó sus propias expectativas

El plan de alimentación que tomó Jennifer la ayudó a cambiar sus hábitos acerca de la comida, al mismo tiempo ella pudo descubrir que el comer sano, puede ser también delicioso.

La dieta de Jennifer antes

No comía nada de desayuno, luego en el almuerzo compraba algo de comida rápida y algunos bocadillos. Finalmente, las opciones de la cena eran comida china para llevar o congelada como pizza y papas fritas, bebidas, gaseosas, etc.

La dieta de Jennifer después

Para el desayuno, las opciones son un tazón de avena acompañado de fruta fresca o un desayuno de estilo continental. Para el almuerzo, puede comer alguna comida hecha en casa como sopa de verduras o un sándwich de atún envuelto en un pan integral. Por último en la cena, puede comer un pollo sofrito, caldo de pollo, una rebanada de pizza con ensalada, espagueti a la boloñesa o estofado de ternera.

Todo esfuerzo tiene recompensa



Uno de los premios que Jennifer pudo ganar es el de Miss Slinky 2017, esto es algo que nunca pensó que iba a pasar en la vida. Actualmente, se siente mucho más cómoda con su cuerpo, feliz y lista para casarse.

La espera ha terminado

Luego de un año de cambios, su novio nuevamente se animó a proponerle matrimonio, con un nuevo anillo de compromiso y la esperanza de que esto fuese a cambiar sus vidas.

“Ahí estaba yo, admirando la majestuosidad de Hogwarts en la nieve, en Warner Studios; y Luke, mi mejor amigo, el amor de mi vida y alma gemela, se hincó sobre una rodilla, abrió una pequeña caja negra que guardaba el anillo más increíble que han visto mis ojos.

Las palabras que me dijo antes de pedir que me casara con él, permanecerán conmigo toda la vida. Lo amo más allá de lo posible”.

Ahora cumplirá su sueño



Mejor dicho, cumplirá el sueño que ella y Luke habían planeado tiempo atrás, pero luciendo como toda una princesa en su vestido de novia.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"