Ese hombre te está siendo infiel y punto ¡YA deja de justificarlo!

Tantas son las señales y actitudes que nos gritan en la cara que algo está cambiando y no precisamente para mejor en nuestra relación de pareja, si tu decides no verlo es cosa, pero señales? Señales siempre hay.

Lo cierto es que aunque tu pareja te ame y elija estar contigo, si se pierde la esencia de la pareja y el desgaste hace estragos, llegará un momento en el que siente atracción por alguien más (no siempre, pero si casi siempre). Lo mismo da la cantidad de justificaciones que ese hombre de diga, porque nadie está obligado a ser infiel, por más desgaste y problemas que lleven a eso, la decisión final es siempre de quien comete el acto, pero, ¿será que desde hace tiempo él mismo te lo dijo? Entonces AMIGA deja de justificarlo, que después de todo no hay peor mentira que la nos decimos a nosotros mismos.

Que si lo machista en la sangre, que si necesita superioridad en la relación, que si es culturar, que si es que hay muchas mujeres provocadoras….. razones y excusas siempre hay, pero lo cierto que aquel hombre que a la primera aprovecha cualquier altibajo para refugiarse en otros brazos, aquel hombre es infiel y probablemente siempre lo será, ya no lo justifiques. Porque eso de estar solos nunca se las ha dado. Lo cierto es que aunque crean que son super discretos y muy astutos, la verdad es que son bastante obvios y burdos, tantas veces nosotras lo sabemos o no? , pero tal vez no estamos listas para aceptarlo, se valiente acéptalo y gana de vuelta tu vida, no puedes vivir sujeta a las acciones de terceros, es acaso eso justo? que las acciones de aquel que te traiciona y una tercera mujer en discordia, determinen TU vida? Presta atención:

SEÑALES INEQUÍVOCAS DE INFIDELIDAD SEGÚN LOS EXPERTOS

Según los expertos, estas son las diez claves para detectar una infidelidad:

Nunca tiene el móvil a la vista: pensas que borra whatsapps o llamadas.

Pasa menos tiempo en casa: siempre llega tarde y está muy ocupado/a.

Duplica su aseo personal: ahora se ducha también cuando llega a casa.

Preocupación por su físico: se anotó al gimnasio y hasta se pone a dieta.

Renueva el vestuario: usa ropa más juvenil o cualquier cambio de estilo inesperado.

Gasta más dinero: alguna actividad fuera del ámbito de la pareja.

Más pasión: tu pareja parece sufrir un ataque repentino de enamoramiento hacia ti.

La infidelidad siempre deja rastro: cualquier rastro puede ser sospechoso.

Infidelidad previa: si tu pareja ya fue infiel en el pasado, tiene todas para volver a serlo.

Sospechas fundadas: los indicios pueden llevarte a datos y pruebas.

Por supuesto, ya tu sabrás que harás pero te recuerdo que fingir demencia nunca arregló nada.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"