¿Eres un terrorista emocional?

El terrorismo emocional se refiere a las acciones que se realizan con la clara intención de menoscabar la dignidad, la inteligencia, la convivencia y la cooperación. Como podemos inferir, se trata de una violencia psicológica. Puede ser que hayan episodios en donde no puedas comprobar las intenciones de la persona o que, incluso dudes de si lo que está ocurriendo puede ser o no considerado terrorismo emocional. Debido a esto, a continuación te presentamos varias definiciones y características acerca de este concepto.

Aunque dichos ataques no te dañen físicamente, sí tienen que “afectar por completo tu seguridad y estabilidad emocional; hacer que te sientas impotente, triste e indefenso”, dice Eduardo López Valencia, catedrático de la Facultad de Psicología de la UNAM y especialista en comunicación emocional. Esto no puede pasar de un momento a otro y requiere de cierta estrategia de parte del victimario. En primera instancia, es alguien que se ha ganado tu confianza, ya sea por el rol que cumple en tu vida o por el rol que tú le has dado en tu vida. Posteriormente, cuando la relación ya está en un periodo estable, los ataques pueden empezar de manera muy leve, incluso puede convencerte de que lo que hace, es por tu propio bien. Luego, estos ataques pueden aumentar en gravedad e intensidad.

El terrorismo emocional ocurre cuando una persona de forma consciente o no, ataca la estabilidad emocional de otra persona. Para lo anterior, pueden existir diversos motivos como: estar enojado, molesto, buscar atención, envidias o ventilar algún desagrado, entre otros.

Los ataques se caracterizan por ser realizados por personas cercanas a ti, algunos ejemplos son: familiares, amigos o la pareja. Esas personas saben bien dónde golpear, cómo hacerlo y la intensidad necesaria. Incluye chantajes y actitudes pasivo-agresivas. Es decir, son personas que te conocen y que tienen la confianza suficiente para poder tener ese tipo de información. Debido al tipo de relación y el rol que suelen tener contigo, son personas en las que todos tendemos a pensar que por convención social, debiesen hacer el bien hacia ti, pero no siempre es así. Con base en lo anterior, lo más probable es que no sospeches de ellos, pero sí de ti mismo y que descubras inseguridades que tal vez no estaban ahí antes, las cuales podrían ser producto de el daño que estas personas pueden producir.

Su impacto en el mundo

Según López Valencia, los diversos atentados que pasan en el mundo son el resultado del terrorismo emocional. Él refiere que “La mente de los criminales vive del miedo que infunde a la gente de herir, lastimar y terminar con lo que les molesta”.
Hacerle frente a la guerra emocional, por ejemplo es enorme el impacto emocional de los atentados terroristas en todo el mundo

Para combatir el terror, primero debemos perder el miedo. Con este objetivo en mente, López Valencia, el ya nombrado especialista en comunicación emocional, recomienda seguir los siguientes consejos:

1. Reconoce tus miedos.


Primero, debes identificar a qué exactamente le tienes miedo, puede ser a una persona, a una situación, a una emoción, entre otros. Posteriormente, tienes que trabajar en aceptarlos, en saber que existen y que los padeces. En conjunto con todas las consecuencias que esto puede acarrear. Finalmente, te comunicamos que la clave es actuar, para que puedas comenzar a construir tu confianza en ti mismo.

2. Apúntalos.


Al escribirlos, los haces más reales y trabajables, por lo que este ejercicio contribuye a que eventualmente puedas controlarlos mejor. Además, al tener una lista precisa, evitarás que tus miedos aparezcan por sorpresa. Te puede dar la ventaja de construir un plan de afrontamiento para cada uno y realizar un trabajo emocional previo.

3. Establece límites.


Cuando alguien quiera lastimar tus sentimientos, dile que no estás de acuerdo con lo que hace, aléjate de ella y considera protegerte. Sabemos que hacer esto, no siempre es fácil o incluso, posible. Puede tratarse de alguien cercano, con el cual estés obligado a relacionarte. Sin embargo, el sólo hecho de que tengas claridad de quién es esta persona, ya te da un rango de acción y de toma de decisiones acorde. Te aconsejamos que trates de evitar las interacciones uno a uno, debido a que puede causarte algún perjuicio. También puede ser que esta persona sea un líder dentro del grupo, en cuyo caso, te aconsejamos el entablar una relación cordial, es decir, limitar las interacciones a las justas y necesarias.

4. Cuestiónate y actúa.


¿Qué es lo peor que te puede pasar? Si te detienes en tu camino, porque no sabes qué pueda pasar, no crecerás. Lánzate y comprueba que la mejor decisión actuar. Esto te dará pie para observar la realidad de las consecuencias que tuvieron tus acciones y comparar con las consecuencias que estaban en tu cabeza antes de tomar acción. Es importante que las tengas claras, debido a que estas creencias e imaginaciones te pueden detener más de una vez en tomar las decisiones y acciones que necesitas para comenzar a creer en ti y en dejar atrás todo lo que no necesitas o quieres en tu vida.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"