Era adicta a la comida, pero bajó 38 kilos por amor

Luego de todo el proceso, logró bajar 38 kilos, tras dos años de ejercicio y comida sana.

Ella decidió mostrar en Instagram todo lo que hacía, compartiendo allí sus secretos.

Avances y retrocesos

En todas estas historias, vemos los resultados finales, pero muchas veces no nos enteramos de las enormes luchas intermedias.

Ningún proceso de este tipo es fácil y normalmente abundan los retrocesos y problemas, las dudas e incertidumbres.

Por ejemplo, ella en algún momento siguió su dieta de una manera incorrecta, recortando su recuento diario de calorías hasta que literalmente “se moría de hambre”.

Luego, se dio cuenta que ese no era el camino correcto para lograr los resultados esperados, sino que la clave era la ingesta correcta de calorías, combinada con la práctica de ejercicios para quemarlas.

Otro error que cometió Molly fue enfocarse preferentemente en consumir alimentos bajos en grasas y obsesionarse con una eliminación rápida de los kilos. Luego entendió que lo importante es atender la calidad de la comida y sus aspectos nutritivos.

Los secretos

A partir de un desengaño amoroso, Molly cambió radicalmente su estilo de vida, optando por una alimentación saludable combinada con una rutina de ejercicios.

En su perfil de Instagram, donde cuenta con más de 400.000 seguidores, compartió cuatro secretos que seguramente te serán de utilidad.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"