Elimina estos 11 hábitos para librarte de la grasa abdominal

Lo que comúnmente sabemos que debemos hacer para adelgazar de manera saludable incluye llevar un menú equilibrado y realizar actividades físicas de manera diaria. Pero a veces por más que realices ejercicios o intentes comer correctamente no consigues bajar esa molestosa grasa abdominal y te preguntas por qué sucede eso. Muchas veces pasa que tenemos ciertos hábitos que pueden llegar a entorpecer nuestro intento de bajar la panza. En ese caso, por más que intentes una y otra vez eliminar esa grasa que tanto deseas, es probable que no obtengas resultado alguno, pero tampoco debes arrojar la toalla en el primer intento fallido.

La grasa abdominal es uno de los mayores problemas por lo que se enfrenta un gran número de personas, eso sucede muchas veces por los hábitos que llevas y también porque es una de las zonas más difíciles de eliminar la grasa acumulada. Pero no te preocupes, aquí te mostraremos cuáles son algunos hábitos que deberías dejar de lado para acelerar el proceso de eliminación de grasa.

Realizar un sólo ejercicio

Puedes realizar interminables series de abdominales y empaparte de sudor en el gimnasio intentando bajar la panza. Pero debes saber que realizar una sola actividad todo el tiempo, no puede garantizar el resultado que buscas. Lo ideal para llegar a ese objetivo es cambiar de estrategia, una opción más eficiente podría ser alternar las actividades, eso podría ayudarte mejor en el proceso de eliminación de grasa.

Entrenar de manera incorrecta

Si piensas que debes esforzarte poco para lograr bajar la panza estás equivocado. Los entrenamientos incorrectos, de hecho, pueden costarte muy poco esfuerzo. Por citar un ejemplo, los ejercicios de cardio no harán desparecer la grasa abdominal. Para eliminar la grasa acumulada en ese lugar, es fundamental que realices una buena combinación de actividades físicas.

Dormir pocas horas

Sí, así como has leído, la acción de dormir pocas horas principalmente por las noches, hace que tengas un cúmulo de grasa abdominal. El buen descanso nocturno, tranquilo y de calidad, logra regular las hormonas relacionadas con el apetito, mejorando así el metabolismo. Normalmente lo que una persona debería dormir para considerar que tiene un buen descanso son de 7 a 8 horas diarias.

Aspectos emocionales

Antes de comenzar el proyecto de eliminar grasa debemos tener bien en cuenta una cosa, saber controlar nuestros aspectos emocionales. Por ejemplo, el estrés contribuye al aumento de peso no sólo porque altera nuestro hábito alimenticio. A parte de eso, el cortisol, que es la hormona del estrés, puede aumentar la cantidad de grasa en nuestro cuerpo, principalmente en nuestra zona abdominal. Por eso en lo posible trata de evitarte situaciones que te produzcan estrés.

Comer comidas listas o procesadas

Quien no saca este tipo de comidas de su dieta, difícilmente elimine la grasa abdominal. Sabemos que los alimentos procesados son los más perjudiciales para la salud, pero aparte de eso, este tipo de comidas son los principales villanos encargados de producir esa molestosa grasa abdominal. Así que si deseas reducir tu panza, puedes comenzar por eliminar de tu dieta los alimentos procesados.

Consumir grasas en exceso

Consumir grasas saturadas en exceso no te ayudará para nada a reducir la panza. Este tipo de grasa se encuentra más comúnmente en las carnes rojas y también en los productos lácteos. Al consumirlos logras acumular una importante cantidad de grasa mala en tu cuerpo, que en gran parte van a parar en las vísceras. Lo que puedes hacer es optar por las grasas buenas, que puedes encontrarlos en el aceite de oliva, aguacate, etc.

No consumir frutas, legumbres, cereales


Si tu menú es pobre en frutas, verduras, legumbres y cereales integrales, estás en un pequeño problema si deseas bajar la panza. Debes saber que necesitas incluir estos alimentos ricos en fibras en tu dieta, ya que ellos se encargan de mejorar el sistema digestivo y hacer que el tracto intestinal funcione correctamente, lo que a su vez hace que la grasa abdominal vaya disminuyendo.


Beber poca agua

Si bebes poca agua durante el día, corres el riesgo de ir engordando poco a poco. El agua, aparte de eliminar las toxinas y combatir la hinchazón, es importante porque al tener un cuerpo hidratado ayudas a tu cerebro a no confundir la sed con hambre, pues muchas veces esa sensación de sed hace que comas más de lo debido, incluso estando satisfecho.

Consumir mucha azúcar


El consumo exagerado de azúcar es otro de los factores que puede interponerse a la hora de querer eliminar la grasa abdominal, aparte de eso es sabido que también daña la salud. Normalmente los alimentos con mucha azúcar producen cierta resistencia a la insulina, lo que hacen que el cuerpo almacene más y más grasa en la zona abdominal, ganando así peso con facilidad.

No iniciar las comidas con ensaladas
Si no sabes por qué debes iniciar las comidas consumiendo primeramente las ensaladas, uno de los motivos es éste: aparte de ir satisfaciendo el hambre, consumirás primeramente las opciones saludables y te saciarás con alimentos leves y ricos en fibras. Realizar este proceso en cada comida te ayudará a combatir a tu favor la reducción de la panza.

Saltar el desayuno


Saltarse el desayuno, aunque parezca que iría a tu favor, es un hábito que te jugará totalmente en contra, ya que también contribuye al aumento de peso y de la grasa abdominal. Es la primera comida del día, y como tal, garantiza la energía, aparte de evitar el hambre exagerado que tendrás más tarde al momento del almuerzo. Por otro lado, también previene la ansiedad de comer los alimentos más grasosos.

Solamente te dimos a conocer 11 hábitos que puedes estar teniendo y sin darte cuenta, ser éstos los que obstruyen en tu intento de lograr tener la panza plana que tanto deseas. Puede costarte un poco dejar esos hábitos, pero una vez que logres deshacerte de eso verás que comenzarás a sentirte mejor, más aun con la combinación de actividades físicas adecuadas, ¡tú puedes!.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"