El té de la cáscara de naranja puede ayudar a resolver estos problemas mejor que los comprimidos

Estos antioxidantes limpian las arterias y previenen la formación de la placa de lípidos que provoca la obstrucción y la formación de coágulos.

Además, ayuda a la salud cardiovascular, ya que reduce el riesgo de hipertensión, ataques al corazón y derrames.

2. Combate la acidez

Los compuestos activos de la cáscara de la naranja ejercen un efecto alcalino que ayuda a reducir la acidez estomacal. Consumidas batidas en jugos o en forma de té, equilibran el pH digestivo y reducen la formación del exceso de ácido en el estómago.

En casos de acidez grave y repetitiva, se recomienda consumirla diariamente por un período de 20 días.

3. Alivia problemas digestivos

Se estima que 100 gramos de cáscara de naranja contienen 10,6 gramos de fibra alimentaria; nutriente esencial que mejora la salud digestiva.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"