¿Él te ama o está obsesionado contigo? Aprende a diferenciar… y huye si es necesario

El amor es uno de los sentimientos más maravillosos que podemos experimentar.

Podemos incluso decir que es lo que define al ser humano como tal.

Pero puede haber un problema: es tan intenso y arrollador, que derive en un (auto) engaño.

Y en otras ocasiones, puede confundirse con sentimientos más negativos y tóxicos, como la obsesión.

Engaño, dulce engaño

Cuando nos enamoramos, nuestro organismo experimenta una serie de cambios.

Las hormonas inundan el sistema nervioso, de una manera muy diferente a lo normal. Nuestra percepción de las cosas cambia y el amor toma el control de lo que hacemos, lo que creemos y lo que decimos.

En la vieja dicotomía entre el cerebro y el corazón, este último pasa a comandar y todo lo vemos “color de rosa”… y aunque nos diga la realidad, simplemente lo ignoramos.

Un fenómeno similar ocurre en el caso de la obsesión. Incluso pueden llegar a confundirse, pero de ninguna manera son lo mismo.

Tips para diferenciar

Es bastante común confundir amor con obsesión. Algunos piensan incluso que la obsesión es un “más allá” del amor, pero en puridad son esencialmente diferentes. Se llega a pensar que los “dolores” causados por el amor son normales y esperables, un “sacrificio” que acompaña al sentimiento.

Esto no es así y por ello, es necesario conocer exactamente los puntos en los que amor y obsesión se diferencian.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"