El síndrome de la persona plastilina

2- No esperan nada a cambio.

No esperan recibir nada de los demás y lo peor de todo es que en la mayoría de los casos no reciben ni siquiera un “gracias” , y terminan mal acostumbrando a las personas de su alrededor a estar siempre ahí.

Esto lo llega a convertir en un tipo de círculo vicioso, ya que por ser dadores excesivos, menos esperan de las personas y éstas más exigen y se aprovechan de la situación y practicamente dan por hecho que están para hacer lo que sea que ellos quieren y le exigen aún más.

Si bien se dice: dar sin pensar en recibir, este tipo de persona ya lo llevan al extremo, y si llega un día en el que precise de la compañía o ayuda de alguien, no la recibirá.

3- La persona plastilina se convierte en un sirviente para los demás.

Se convierten en empleados o sirvientes full time de los demás. No importa la hora, el lugar en el que están, o si están ocupados, dejan lo que sea total de ir en ayuda de otros.

No les importa sacrificarse total de solucionar los problemas de los demás y cumplir con sus demandas.

Esta característica incluso da origen a otra, que es la intuición, la persona plastilina al volverse tan servil llega a desarrollar una alta empatía por lo que intuye y logra anticiparse a lo que otros quieren o desean.

4-Sus deseos y necesidades pasan a un tercer, cuarto plano o al olvido.
Es tanta la entrega y tanto lo que dan por los demás, que las “personas plastilinas” se olvidan de ellas mismas, de sus propias necesidades e inquietudes, se postergan tanto dejando sus deseos o necesidades aun tercer o cuarto plano, incluso pasándola al olvido.

Dar tanto a los demás dejandose de lado es muy desgastante para la persona que lleva esta actitud, y a la larga esto le pasará factura.

Las personas plastilina, se dan tanto a terceros terminan siendo utilizadas, maltratadas y poco valoradas

Se puede dejar de ser una persona plastilina?

Por supuesto que si. Identificar el problema es un gran paso.

A veces resulta un poco díficil darse cuenta de que se padece de este síndrome, pues como dijimos anteriormente se ve como algo positivo y genera un bienestar ayudar a alguien.

Primero hay que pensar en uno mismo, a saber que no siempre podemos cubrir las necesidades ajenas, y que no por eso somos egoístas..


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"