El problema del cabello graso: ¿cómo evitarlo y qué lo origina?

Hay una infinidad de tipos de cabello. Así como a la hora de vernos al espejo intentamos buscar en ese reflejo, algo con lo que nos sintamos identificadas, un estilo de vestir y de peinar estrechamente vinculado a nuestra personalidad. De peinados y cortes de cabello podemos encontrar una cantidad muy variada: hay quienes los prefieren lacio, riso, corto, largo, claro, oscuro. De lo que en definitiva no nos libramos es de las molestias que ocasionan los cabellos grasos. Encontrar el punto de equilibrio en un cabello sano es algo que requiere ciertos cuidados. Y los molestos cabellos grasos, ¿qué los genera y cómo librarnos de ese problema?

Te contamos algunos secretos para evitar los cabellos grasos y, para qué tengas en cuenta, cómo se origina

¿Qué es el cabello graso?

Tiene a simple vista, un mal aspecto, pues parece con suciedad y con grasa. Se ve brillante porque el sebo se acumula en la raíz. No es precisamente el tipo de cabello con volumen, es más bien pesado y para nada cuenta con volumen.

Pero, ¿por qué llegamos a tener el cabello grasoso?

Las que te mencionamos a continuación, son algunas de las causas, que pueden estar generando esta molestia en tu cabello.

La herencia genética siempre es importante

Ante el menor problema de salud que tengamos, nunca debemos olvidar revisar el historial médico de la familia. Es importante ante cualquier eventualidad que se nos presente en la materia. También ante la presencia del cabello graso, la genética tiene cierto nivel de intervención.

Alimentación basada en grasas y calorías

Una desordenada alimentación, cargada de grasas saturadas y calorías acaba por provocar cualquier tipo de enfermedad. Muchas son las afecciones, no solo el riesgo del aumento de peso, sino que, también existen consecuencias graves que se presentan con el tiempo. La grasa del cabello también deviene de esta alimentación rica en grasas nocivas para la salud.

El estrés al extremo

La carrera de nuestro acelerado ritmo de vida, la sobrecarga de actividades, fechas u horas de entrega de trabajos, la rutina, la casa, la familia, todo parece venirse encima de nosotros y vivimos en una constante zozobra por todo y por todos. Aunque no te parezca relevante, esto también genera cabello graso.

Los problemas hormonales


Siempre que exista una anormalidad de orden hormonal, también afecta al cuero cabelludo y también genera un cabello graso. Es importante realizar chequeos periódicos para descartar cualquier duda al respecto.

Los medicamentos

Ten presente que algunas medicinas pueden producirte daños colaterales. Algunos más o un poco menos graves, pero siempre es bueno consultar con el médico que la haya recetado para estar al tanto de las contraindicaciones que pueda tener y de esa manera podrás mantenerte alerta ante cualquier anomalía a la que no estés acostumbrada.

El uso de los cosméticos

Ten cuidado. Con el uso que le das a ciertos cosméticos. El uso excesivo de algunos cosméticos también deriva en la molesta grasa del cuero cabelludo.

Los shampoo y acondicionadores

Si hay un detalle que debes tener muy en cuenta es saber elegir cuáles son los que te hacen bien y los que no. Eso también puedes consultar con un médico de cabecera. Muchas personas presentan ciertas reacciones adversas ante algunos productos de belleza incluyendo a los acondicionadores y shampoo. Revisa cuáles son tus posibilidades.

¿De qué manera trabajar en la prevención?


La dieta saludable y la atención diaria


Es una excelente opción abandonar las grasas en exceso, si es que las consumes. Una alimentación basada en frutas, verduras, grasas esenciales, vitaminas, zinc, cereales, huevos, pescados, aminoácidos, yogurth, es básica para el cuidado de la salud en general y en especial para evitar la grasa en el cuero cabelludo.

La importancia de relajarse


Aunque tengas una actividad laboral de mucha responsabilidad y faenas que te agobian, busca alguna actividad distractora que pueda relajarte. Aprende a negociar con esa carga de estrés que afecta tu salud y canaliza las tensiones, relájate, practica algún deporte y organiza salidas con amigos que te ayuden a alivianar las cargas y disfrutar más de la vida.

La higiene

Pareciera que está demás decirlo, pero no. Es sumamente importante que mantengas tu cabello limpio. Existe una manera muy simple de contribuir con la tarea de evitar la grasa, aplica unos masajes con movimientos circulares desde la nuca a la raíz antes de ponerte el shampoo. Esto permitirá la circulación sanguínea.

De preferencia ya no utilices agua muy caliente, el agua tibia es mucho mejor.

Algunos cuidados que debes tener en cuenta

Luego de que hayas lavado tu cabello sécalo con cuidado. Como dijimos, no es para nada recomendable el cambio inmediato de temperatura. No sometas a la secadora tu cabello inmediatamente después de haberlo lavado.

Toda la producción de cebo y sudor que daña al cabello la genera el calor. Ten cuidado con el uso de la secadora.

Recuerda que debes peinarte el cabello estando mojado para que cualquier resto de suciedad se pueda eliminar.

Es importante que mantengas limpios tus peines y cepillos para evitar las bacterias que se puedan acumular en ellos. De preferencia usa los cepillos que sean de materiales naturales.

Debes tener presente que parte de tu buena imagen personal, de tu presencia, es tu cabello. Si llevas la cabeza con un aspecto desagradable o desprolijo, eso se notará y hablará de ti, pues acompaña a tu rostro y es lo que más se nota.

Un buen cabello y cuidado dice mucho más de ti de lo que puedes imaginarte.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"