El peor castigo de ciertas personas es tener que aguantarse a sí mismas todos los días

Hay gente que parece una nube negra, que llega siempre a nublar el día, estropeando la playa, la barbacoa, la piscina. Cargan el “efecto resorte”: cuando se sientan, todo el mundo se levanta. La gente agotadora hasta decir basta, que no puede ser agradable ni por un minuto.

Hay gente que retrasa nuestra vida , pues sólo ve el lado negativo de todo, anticipando toda desgracia que podrá ocurrir – si ocurre. Predicen mal tiempo, la congestión del tráfico, traición, decepción, ellos van en contra de todo lo que parece ir bien. Predicen siempre el final de las cosas, el término de la relación, de la amistad, del contrato, del empleo, de la sonrisa.

Hay gente que se queja de todo y de todos. Nada nunca está bien, nadie nunca es genial, ninguna bebida lo relaja, ninguna comida lo contenta. Lamentan dolores de su cuerpo, el tiempo perdido, la falta de dinero. Lamentan lo que no hicieron, lo que no dijeron, lo que nunca será posible en sus vidas.

Hay gente que siempre es el centro de todo, que ya ha pasado por todas las experiencias posibles, ya ha sentido todos los dolores del mundo, ya tenido cirugía hasta en el lóbulo de la oreja.

Si contamos que estamos con alguna preocupación, prontamente tiran la conversación hacia si mismos, exponiendo algún sufrimiento de ellos que siempre es mucho peor que lo que estamos sintiendo.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"