El estrés te hace engordar lo mismo que una hamburguesa doble con queso, según un estudio

Por si faltaran razones para tomarte las cosas con calma un nuevo estudio revela que el stress no para de engordarte. Todos en algún momento nos enfrentamos a la dura misión de bajar de peso.

Pasando por las dietas a base de verduras y aire, las horas de sudor y sufrimiento en el gimnasio y la el sueño de los jugos detox son los estadios de esta misión, la cual muchos abandonamos frustrados y derrotados.

Resulta que la mera fuerza de voluntad no es lo único que precisión para bajar de peso: también necesitamos estar tranquilos. ¿Por qué? Porque el estrés nos hace engordar sin que nos demos cuenta.

Según esta investigación, publicada por la prestigiosa Universidad de Yale en Estados Unidos, la razón por la que el estrés nos engorda es porque produce cortisol, una hormona que no te permite bajar de peso, y que además tiende a elevar los niveles de glucosa en la sangre y hacerte almacenar más grasa en el cuerpo.

Además, el estrés también provoca una gran ansiedad, lo que hace que comas más, especialmente alimentos que engordan y de escaso valor nutricional.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"