El amor se acabó!! Qué hago?? Te mostramos cómo superar esta ruptura y ser feliz de nuevo


Se acabó el amor. Todo lo que comienza en ocasiones tiene su fin. Las relaciones siempre inician con ilusión, más que con amor. Ese sentimiento nace y se fortalece con el transcurrir del tiempo, en la convivencia, en el compartir y en el afrontar situaciones diversas dentro de la relación.

Cuando llega el momento de poner punto final a la relación después de varios años, nos preguntamos con preocupación: ¿qué va hacer de nuestra vida y cómo voy a superar este rompimiento?, pues la vida cambia así como la rutina y la costumbre. Lo único constante en la vida es el cambio.

El primer paso para avanzar es pensar: Siempre lo que pasa es lo mejor. Esto, te ayudará mucho aceptar que la relación terminó. Llora hasta que te canses, desahógate, comparte tu dolor y habla de tus sentimientos con alguien de confianza y con personas que hayan pasado por lo mismo proceso, para que intercambien sus experiencias. Luego seca tus lágrimas, levántate y afronta el duelo; a veces, este proceso puede tardar de un mes a un año. Todo depende de ti y de las ganas que le pongas para seguir a adelante.

Hablar de lo sucedido es bueno hasta que sea un tema que ya no te interese. Salir y distraerte es esencial para olvidar, hacer ejercicios es ideal para drenar el estrés y la tristeza, además de alimentarte sanamente.

Sin guardar rencor, perdónate a ti mismo, es el paso fundamental para seguir adelante, sin preocuparte en lo que tu pareja dejó de hacer para salvar la relación.

Sencillos pasos para avanzar con optimismo

  1. Respira profundo y medita a diario, cambia los malos pensamientos por situaciones positivas y recuerda los momentos de alegría que has vivido.
  1. No dejes de alimentarte, al contrario cambia tu dieta por comidas saludables, sobre todo frutas.
  1. Duerme las ocho horas diarias, eso te ayudará a descansar no solo tu cuerpo sino tu mente.
  1. Ejercítate para que tu organismo libere endorfinas, si puedes has una rutina de ejercicios en tu casa, inscribiste en un gimnasio o camina en un parque o plaza.
  1. Créate una nueva rutina, fíjate metas y busca hacer lo que más te gusta.

Las relaciones tienden a tener altos y bajos, incluso se llega a un momento en que está es una situación estable, como en una línea recta en la que hay cero discusiones y problemas. Sin embargo, a veces en medio de esas subidas, de repente aparecen bruscas caídas, en las que la relación de pareja se vuelve inestable y en ambos se enfrían.

En ese proceso hay señales que indican que una relación está a punto de llegar a su fin: el humor cambia, las personas están molestas todo el tiempo, se acaban las conversaciones, las risas, las caricias y el interés muere. Esa persona que estaba a tu lado, de un momento a otro, ya no estará.

Incluso llegas a sentir una cierta inquietud en tu cuerpo, porque presientes que ya no es lo mismo: es el tiempo de terminar y continuar tu camino.

¿Cómo saber si las cosas van bien?

Es evidente cuando una relación no va por el camino de la permanencia y las ganas de continuar. Sólo tienes que abrir bien los ojos y mantenerte atenta. No hay planes juntos a futuro, van por caminos diferentes, sus metas son distintas, además aparece el insulto y las discusiones son el plato del día a día y lo peor de todo, se perdió la confianza.

Remedio contra la depresión por amor

  1. Cambia de look: puede ser que te de risa, pero tiene un efecto positivo de inmediato, porque a las personas que te rodean les llamará la atención y por lo general te expresarán comentarios halagadores que harán subir tu autoestima.
  1. Practica una disciplina: bien sea ejecutando una rutina de ejercicios o bailar, eso te ayudará a liberarte del estrés, la tristeza y las tensiones.
  1. Despréndete: no te hace ningún bien guardar los regalos de tu expareja a menos que sean objetos útiles para tu vida. Cambia los adornos de tu habitación, si puedes sal de compras y también modifica tu guardarropa, compra prendas de colores que no sueles usar y atrévete a dar un toque diferente a su estilo.
  1. Escucha música y canta: coloca buena música para tus oídos y tu cuerpo, canta canciones alegres, no escuches temas melancólicos, que hablen del despecho o de la vida; al contrario, que sean divertidos porque así tu actitud será más optimista.
  1. Apóyate en tus amigos: comparte con tus amistades una buena velada, e incluso diles que te mencionen cuáles son sus virtudes, eso también elevará tu autoestima, porque la misma queda muy golpeada cuando una relación termina.
  1. Has nuevas amistades: para lograrlo la tarea debes empezar a realizar otras actividades que te llevarán a otros lugares que no sueles visitar y a su vez, conocerás otras personas y crearás otros vínculos de amistades.
  1. Disfruta: lee tu libro favorito, come lo que te gusta, ve una película en el cine, comparte con tus seres amados, diviértete con un juego de mesa, planifica una reunión familiar, hasta puedes hacer planes para un fin de semana y despejarte con actividades distintas a las que siempre haces.
  1. Asimila y madura: Los rompimientos de las relaciones son lecciones de vida en la que las personas aprenden a lidiar con el dolor, por eso es bueno siempre reflexionar sobre nuestros propios errores para corregirlos y no trasladarlos a una nueva pareja, eso te garantizará que la próxima relación será mucho mejor.



En estos casos el tiempo es el mejor acompañante, porque a medida que van pasando los días, el cielo se va despejando y vemos todo con mayor claridad. Las nubes oscuras desaparecen con el transcurrir de las horas y el dolor va disminuyendo. El corazón deja de sufrir porque empiezas a respirar otros aires, con cada latido nuevo verás que esos vientos son esperanzas de vida que poco a poco irán llenando ese vacío que dejó esa persona que alguna vez amaste y te entregaste en cuerpo y alma, pero que ya no estará a tu lado y que debes dejas ir. La felicidad es una decisión, así que depende de ti ser feliz.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"