Como darle vida al Amor, cuando el tiempo pasa.

Que la llama del amor nunca se apague es el desafío de todas las parejas. La pasión explosiva se atenúa, el amor pasa a una instancia de armonía y de solidez y supera todas las pruebas de los momentos difíciles. El cariño sube, baja y se desparrama. ¿Es siempre así? Lastimosamente no. En ocasiones mantener el equilibro entre el romance, la pasión y la convivencia resulta complejo y todo termina. Te contamos cómo sostener tu relación armoniosa y sólida a través del tiempo.

A ellos también les gusta que seas romántica

El romanticismo también mantiene viva la pasión. Nunca dejes las actitudes románticas, hay gestos que pueden cambiarlo todo.

Recuerda que los problemas económicos y las ocupaciones que impliquen los hijos no son impedimentos para que la mecha del amor siga encendida.
Cuando verdaderamente el amor existe en una pareja, un amor bueno y constructivo, estarás compartiendo confidencias que solo con él adquieren ese valor especial.

Pensar en el otro por encima de las cosas y de los demás, dialogando, compartiendo actividades, planeando modos de agradarse, anhelando su compañía, sus directrices, su atención, mutua.

Cuando tú y él luchan por ser mejores acaban deseando entregarse lo mejor de sí mismos y crean un ambiente agradable, que refleja la felicidad que sienten por estar juntos.

Que el deseo jamás se ausente

Es importante que le demuestres que lo deseas. Que el deseo del uno por el otro sea siempre recíproco. Él esperará que tú también seas capaz de demostrárselo, no esperes que sea solamente él quien tome la iniciativa.

Recuerda también algo no menos importante, la creatividad y la innovación en la alcoba quieren decir mucho a la hora de mantener la llama viva.

Ten presente que, cuando hablamos de esto, no significa que tengas que solo ser condescendiente, se trata de que tú también te sientas cómoda en tu relación, en la intimidad y sentirte plena con él.

Esta plenitud en el placer de la que hablamos solo se alcanza de a dos. No lo olvides, todo es de a dos.

Que la rutina no te gane la partida

Muchas veces nos sentimos abrumados por los quehaceres de la casa, los problemas laborales, los dilemas económicos. La rutina, la monotonía.

Todo puede pasar, pero si el amor que los une es verdadero, no habrá tormenta que desgaste la relación de pareja.
Si todo se vuelve monótono, busca un camino de salida. Los cambios de actitud, una salida a solas, un detalle, un regalo pueden cambiarlo todo.
Busca los momentos de calma para que puedan conversar de los problemas, encontrar una salida juntos, siempre juntos, es bueno que no cargues con la mochila de los problemas tú sola, o que lo haga él solo.

Acompañarse en los momentos difíciles hace que todo sea más llevadero. No hay tornado que juntos de la mano no sean capaces de atravesar y resultar ilesos. Aquí se repite la premisa: todo es de a dos.

Romper con lo cotidiano

Es bueno organizar actividades que rompan con lo cotidiano: una escapada de fin de semana conmemorando la luna de miel, unas vacaciones cortas, una noche juntos fuera de lo común.

Suele recomendarse a las parejas que conviven desde hace mucho tiempo, salir sin los hijos al menos dos veces por semana, esto renueva la relación.

Ese hecho de vestirse y prepararse para verse, elegir la mejor ropa y el perfume para esa salida implica un intercambio de emociones para la pareja que permite que el amor se renueve en cada ocasión especial.

Romper con la monotonía del día a día no es sencillo, pues estamos acostumbrados a ella, pero puede suceder que la costumbre nos tome por sorpresa y nos encuentre sin ganas de recuperar el amor. No lo permitas.

Las distancias breves que avivan el amor

No está mal estar separados por periodos cortos, incluso si están casados. Los hombres suelen estar cómodos pasando un tiempo solos haciendo cosas por su cuenta sin esperar críticas a cambio o una mala cara porque hicieron mal las compras, si salen con sus amigos o están viendo su partido de fútbol sin interrupciones.

Esos momentos de soledad aún durante el matrimonio también son positivos.
Para ti también lo será. Puedes realizar un viaje con tus amigas y renovar las energías y el amor. Extrañarse les hará muy bien a ambos.

El rechazo puede acabar con todo

Para cualquier hombre el rechazo sexual es una ofensa siempre que no esté plenamente justificada por problemas de salud o algo bien concreto. La verdad es que les duele, hay quienes creen que la pasión puede terminarse en cuestión de tiempo.

Puede que uno de los ideales del hombre sea que la mujer lo lleve al cuarto de la mano, alguien a quien no haya que pedirle sexo.
En este sentido, es sumamente importante la comunicación en la pareja.

Ser abiertos a la hora de hablar de estos temas los hará sentirse más confiados, más seguros y permitirá mantener el tan importante equilibrio que toda pareja necesita para perdurar a través del tiempo.

Cuidado con las carencias

Son importantes porque pueden entorpecer las relaciones o peor, las destruyen. Solemos estar tan centradas en nuestras propias necesidades, que pocas veces notamos lo que nuestra pareja necesita y viceversa.

En muchas ocasiones, el peso excesivo de nuestras falencias y ausencias nos hace cautivas de nosotras mismas, o nos empujan a buscar consuelo en seductores oportunistas. Esperamos ganar algo importante.

Por eso un buen cónyuge trabaja para conocerse lo mejor posible para encontrar en el otro los aspectos más valiosos de su personalidad, para seducir a su pareja, pero, además, lo importante es conocer las necesidades y carencias de la pareja.
Esto es vital para la vida en común, porque así descubrirán lo que pueden dar y lo que desean recibir. Solo al conocerse podrán alcanzar un equilibrio inteligente entre estos dos polos de dar y recibir.
El amor puede ser eterno pero hay mucho por hacer a lo largo del tiempo.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"