El agotamiento emocional existe. Acaba con él de esta manera

La mayoría de las personas sueña con tener un trabajo que no requiera demasiado esfuerzo físico, algunas incluso creen que han encontrado el puesto perfecto cuando se trata específicamente de estar en una oficina.

Claro, pensarías eso si nunca te ha tocado tener agotamiento emocional, pero por desgracia este es un síndrome que se está poniendo “muy de moda” por las actividades que llevamos. Hoy día este problema es más común de lo que crees, y hasta puede volverse muy peligroso, principalmente porque el estrés se desata en el cerebro y en el cuerpo.

Pareciera que con la llegada de los avances tecnológicos, vamos solucionando de a poco el problema de tener que trabajar demasiado, pero la cosa en definitiva no es tan así, pues a esta solución se le ha sumado otro problema, ¿has oído hablar del Síndrome de Burnout? Si te sientes deprimida a la hora de cumplir tus tareas laborales y hacer eso te parece sumamente aburrido, probablemente estés sufriendo este síndrome.

El Síndrome del Burnout o también conocido como Síndrome de “Odio mi trabajo”, es uno de los estados depresivos más comunes que una persona puede experimentar en la actualidad, y entre sus síntomas podemos encontrar: agotamiento emocional, despersonalización, una baja realización personal, sueño, falta de ánimo y desinterés; todo esto cuando te toca realizar alguna actividad o trabajo cotidiano.

Para no caer víctima de eso, aquí te traemos algunos consejos que te ayudarán a evitarlo:


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"