Dormir enojado con tu pareja tiene sus consecuencias

​Las personas que principalmente conviven con su pareja sabrán de lo que estamos hablando, ya que en varias ocasiones seguramente se habrán ido disgustados a la cama, dejando todo para el día siguiente. Incluso en otras ocasiones tardan días y días para volver a hablarse, pero ¿es saludable actuar de esa manera? Definitivamente no es el camino correcto. Sin duda eso perjudica tanto a la relación como a la persona misma, ya que al terminar el día con una pelea sin arreglarse, se experimentan ciertas emociones que pueden llegar a afectar a la salud emocional.

​Según los especialistas acostumbrados a solucionar problemas de parejas, admiten que las discusiones “leves” son positivas, pero ojo que todo tiene un límite, incluso en ese sentido. Lo ideal en este caso es tratar de solucionarlo en el momento y no ir acumulando los aspectos negativos que puedan generar un disgusto, porque con el tiempo sólo terminará destruyéndote a ti y a tu relación.

​¿Por qué es malo ir a dormir enojado con tu pareja?

​Principalmente es malo dormir con cierto enojo porque eso puede afectar con el tiempo, la salud emocional de ambos. Imagínate que luego de un día duro, cargado de trabajos y preocupaciones, otra vez tienes que lidiar con una discusión con tu pareja. Cuando eso sucede se experimentan emociones como tristeza, culpa, ira y dolor. Pues como verás, el cerebro va almacenando cada cosa que se haga o se diga, y esos sentimientos son los que acompañarán a las personas al momento de dormir.

​Según estudios elaborados por la universidad de Massachusets ir a la cama estando enojado puede repercutir de manera negativa en la salud, ya que de esa manera, los malos recuerdos quedan guardados en la mente y cuando te toca experimentar de vuelta una situación similar, es algo que se vuelve sumamente estresante. Los investigadores afirman que, por lo general, una persona no puede conciliar el sueño luego de tener un suceso bastante fuerte. Por otro lado, también se concluyó que una noche de sueño favorece a mejorar las habilidades a la hora de poder tomar decisiones, ya que cuando el cerebro logra tener el descanso que necesita, cuenta con mayor capacidad para generar diferentes soluciones relacionadas al mismo problema.

​El Dr. Yunzhe Liu, de neurociencia en el University College, también ha hecho un estudio con relación a esta situación, y considera también que es un error pensar que al dormir, el cerebro pensará en las posibles soluciones que puedan darse al conflicto y que los sentimientos de ira o de furia o de tristeza, simplemente desaparecerán.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"