Divorcio – mitos que no debes de creer si tienes hijos

El divorcio en ocasiones es la única solución para un matrimonio que tiene muchos problemas y ya no da para más, sin embargo, muchas personas que están en estas circunstancias no lo hacen ya que pueden tener ciertas creencias al respecto que muchas veces no son ciertas.

Existen muchas ideas equivocadas respecto al divorcio, principalmente cuando hay hijos de por medio, las cuales no dejan tomar la decisión de separase, sin sentirse mal o culpables, por eso hoy te vamos a dejar 10 mitos sobre el divorcio que no debes creer si tienen hijos.

1.- El divorcio perjudica a los niños

El divorcio no perjudica a tus hijos, claro es una etapa muy difícil de llevar, pero sabes que es lo que más perjudica a tus hijos, que hables mal de tu pareja o que los pongas en contra de él, tus hijos deben de saber que independientemente de si estén unidos o no, ambos son sus padres y los amarán y protegerán siempre, otra cosa que también los perjudica son los propios padres cuando evitan el divorcio y se la pasan discutiendo enfrente de sus hijos, no la decisión de haberse separado.

2.- Los niños de la actualidad ya están acostumbrados. ¡Falso!

Por muy comunes que se hayan vuelto los divorcios, los niños jamás se podrán acostumbrar a esto, los niños desean que sus padres estén juntos por siempre, es verdad que las estadísticas nos dicen que los divorcios han ido en aumento en los últimos años, pero esta siempre será una situación nueva para los hijos, el divorcio conlleva un duelo parecido al de la muerte de un ser querido, tiene etapas de negación, enojo, depresión y aceptación.


3.- Es mejor no hablar del tema con los hijos.


Es mejor que los padres hablen con sus hijos sobre la situación en que se encuentra su relación, para que ellos vayan asimilando las cosas, a veces los hijos ven a sus padres alterados y no se animan a hablar con ellos, tienen dudas, miedos y hasta fantasías (con que todo esté como antes). Ambos padres deben hablar con los hijos, sobre los cambios que habrá, lo ideal es hablar con ellos e ir resolviendo sus dudas.

4.- Hay que compensar a un hijo. ¡Mentira!

Es importante enseñarles a los hijos a auto controlarse cuando se sientan tristes, enojados, se les pueden enseñar algunas opciones sanas para calmarse cuando los invada una emoción fuerte, respirar profundo, contar hasta diez, dibujar, bailar, jugar con una pelota, hablar con alguien, permítale que exprese la tristeza y que hable del tema si así lo desea, si se le trata de distraer con regalos y otras actividades o se le cambia el tema en esos momentos, las emociones quedarán acumuladas.

5.- A algunos niños no les afecta.

El divorcio no es una situación planeada ni para los padres ni para los niños, el divorcio si afecta a los niños, sin embargo, cada persona lo expresa de una manera diferente, en algunas ocasiones el niño deja de expresar sus sentimientos de dolor para no aumentar la preocupación de los padres, es cierto que una de las cosas más difíciles para un padre es sentir que algo está afectando emocionalmente a sus hijos, pero hay que recordar que el proceso de duelo es necesario para la recuperación

6.- Debo ser más condescendiente con ellos.

En el divorcio hay muchos cambios que alteran el sentimiento de seguridad de un niño, en estos momentos es cuando más importante es que ellos sientan que tienen límites y alguien que los cuide, los límites harán que los niños se sientan protegidos y cuidados dentro del proceso de ajuste familiar, los padres deben tratar de seguir manteniendo los mismos límites, reglas, rutinas y horarios que se tenían antes del divorcio dentro de lo posible.

7.- Si lo hablamos en privado ellos no se dan cuenta.

Los niños son bien listos y se dan cuenta cuando hay problemas en casa y aunque los padres no peleen frente a ellos, siempre perciben que algo está pasando, la tensión en el ambiente familiar se nota.


8.- Si nos llevamos bien nuestros hijos estarán felices.

Lo ideal es que los padres sigan teniendo una relación de respeto, y que pueda sentirse bien con ambos padres sin tener el sentimiento de que traiciona a uno de los dos, sin embargo es importante aclarar que se divorciaron, pues el niño podría fantasear con una reconciliación que probablemente nunca llegará.


9.- Debo hacer entender a mi hijo que tengo nueva pareja.

Difícilmente los niños pierdan la esperanza de que sus padres vuelvan a estar juntos, la llegada de una nueva pareja es una confirmación de que esto no volverá a pasar, esto remueve heridas que necesitan ser procesadas y les crea una sensación de que querer a esta nueva pareja representará traicionar a uno de sus padres, es recomendable presentar a las parejas solo cuando se trate de una relación estable y es importante darles el tiempo a los niños dentro de los límites para que puedan asimilar la situación.


10.- Mi hijo puede dormir conmigo para que no se sienta solito.


Es mejor dejar a tu hijo en su habitación, pues podría pensar que ocupará el rol del padre y que debe cuidar al progenitor que queda, a veces los niños visitan el cuarto de su madre no porque se sientan solos, sino más bien por el temor de que el otro padre los abandone, si tu hijo hace esto llévalo a su cuarto y explícale que siempre estarás para él, y que su padre seguirá siendo su padre.

Ya te hemos mostrado 10 mitos sobre el divorcio que no debes creer si tienes hijos, esperamos que te sean de gran ayuda, para ayudarte a tomar alguna decisión, recuerda que la salud de la familia es básica para el crecimiento de tus hijos, fingir que no pasa nada es lo peor que puedes hacer por que al momento de la ruptura generas un shock que tu hijo difícilmente podrá superar, las cosas claras y por nombre, lo importante es tener tacto para comunicarlo


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"