Dio la vida por su hijo y a otros 5 pequeños más

Esta mujer nos deja una gran lección de amor y solidaridad, un ejemplo para impulsar la cultura de la donación de órganos y dar vida a alguien más.

El estado de Guerrero, México se convirtió en el foco de atención luego de que una de las habitantes de la región de Cuajinicuilapa, de nombre Marisol, de tan solo 23 años de edad diera muestra de su gran corazón y se convirtiera en un ejemplo de solidaridad, pues después de que su hermana falleciera, decidió ser donadora los órganos de esta para poder darles esperanza de vida a quienes más lo necesitaran.

Según el diario Milenio no solo salvó la vida de más personas con sus órganos, si no que además dio la vida por su propio hijo al salvarlo en un accidente.

Y es que la tarde del 21 de enero, Marisol regresaban a casa después de haber ido a la playa, lamentablemente en la camioneta de redilas en la cual viajaban con sus hijos de tres y cinco años, perdió el control luego de que el chofer pasara un tope a alta velocidad provocando que se volcaran, en este percance su hijo de cinco años estuvo a punto de salir volando del vehículo, pero Marisol alcanzó a sostenerlo para salvarlo.

Este esfuerzo la llevó a sufrir una muerte craneal por traumatismo encefálico, después de estar dos días internada en el Hospital Donato G. Alarcón en Ciudad Renacimiento, llegó el peor momento para la familia pues Marisol falleció.


Los médicos del Hospital Genera Regional No. 1 Vicente Guerrero, comenzaron a encargarse del procedimiento que conlleva la donación de órganos, por lo que la madre de la finada refirió que cuando su otra hija había fallecido por estar en shock con la noticia, no aceptaron que sus órganos se donaran y que después, Marisol tomó conciencia al respecto y que fue su voluntad que al morir sus órganos dieran vida a alguien más.

Por tal motivo la familia respetó la decisión de Marisol, acto altruista que además la convirtió en la primera donadora multiorgánica en el estado de Guerrero. Ahora cambiará la vida de menores que requieren de sus córneas, hígado, riñones y corazón.

Se procedió a preparar los órganos para ser trasladados en avión a la Ciudad de México y con base en la publicación, quedaron distribuidos de la siguiente manera: el corazón lo recibió el Hospital Infantil de México, los dos riñones y el hígado para el Hospital de Pediatría del Centro Médico Nacional Siglo XXI, mientras que las córneas se destinaron al Hospital de Especialidades de esa misma instalación sanitaria, detalló Reyes Betancourt Linares, delegado del Seguro Social en Guerrero.

Este acto fue reconocido y se ha puesto como ejemplo para la población en general, porque lamentablemente en México no se tiene una cultura de la donación de órganos. El trabajo en conjunto que realizaron los especialistas para la preparación, traslado y trasplante de órganos también juega un papel fundamental en estos casos.

Hoy Marisol está tranquila pues sus deseos se cumplieron quedó como heroína y un gran ejemplo no solo para su familia sino para lo sociedad, ya que no solo salvó la vida de su hijo sino que además evitó la muerte de otros cinco pequeños que necesitaban de esos órganos que son vitales para seguir respirando.

Fuente: soycarmin.com


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"