Detalles que revelan si eres la prioridad de tu pareja…

Al principio, cuando empezamos una relación, todo parece perfecto, sentimos que nuestra pareja nos entiende, que nada nos va a separar, que todo va bien. A medida que vamos avanzando con nuestra relación, vamos vislumbrando y superando ciertos conflictos. Durante este artículo te queremos hablar sobre el conflicto que se genera cuando tu pareja es una prioridad en tu vida y no dudas en demostrarlo, pero no estás segura o seguro de ser una prioridad para tu pareja. Tal vez a partir de sus actitudes, puedas creer que sí eres su prioridad, sin embargo, puede ser que por momentos dudes y muchas veces te termines preguntando, si es que eres una prioridad para tu pareja.

Es común que en los primeros meses de la relación, las parejas estén envueltas en una fuerte atracción y que en consecuencia, tiendan a pasar bastante tiempo juntos. Sin embargo, luego de unos meses, lo normal es que ambos empiecen a equilibrar su vida de pareja con otras obligaciones: laborales, sociales y familiares. Lo cual significa que el tiempo de pareja tiene que empezar a ser compartido o disminuido. Sin embargo, si es que no estamos seguras de seguir siendo una prioridad para nuestra pareja, ¿es debido a factores personales? ¿tiene que ver con la relación? O ¿con nuestra pareja? A continuación te presentamos ciertos criterios para saber si es que somos o no, una prioridad para nuestra pareja.

¿Eres su prioridad?

Nosotros estamos definiendo que ser la prioridad de alguien se trata de estar con una persona que te valore y que te tome en cuenta para los planes de su vida, por ejemplo, que te invite a los viajes que piensa hacer, que te incluya en actividades con sus amigos o familiares, entre otros. Es decir, no significa que esa persona deje de hacer su vida para dedicarse a ti, recuerda que ambos tenían una vida completa antes de formar esta relación y que ahora, esta relación viene a complementar su vida, no a cuartarla o a obligarlos a hacer cambios que no quieren hacer.

Todos esperamos construir una relación saludable, con esto nos referimos a que los dos deben tener el mismo valor, que las opiniones o decisiones de ambos deben tener el mismo peso, para que puedan tomar decisiones juntos y crecer como pareja. Si te sientes como una opción de tu pareja, y tu pareja es tu prioridad, tal vez es hora de tomes en cuenta cuanto te importa esta situación y que decidas si quieres enfrentar esta desigualdad y falta de reciprocidad y así, ver qué hacen con tu pareja al respecto. Ten en cuenta, de que mediante esta conversación, tal vez llegues a la conclusión de que tu pareja no quiera llegar tan lejos como tú en la relación.

RESPETA TU TIEMPO


Es normal que cuando uno está muy enamorada, quiera pasar todo el tiempo posible con el otro. Sin embargo, es importante que luego del tiempo de atracción, logres empezar a tener un equilibrio, donde el tiempo que pases con tu pareja sea compatible con todo el resto de tus roles, actividades y obligaciones. Tienes que pasar tiempo con tu familia, amigos y tener tiempo para ti sola. Sabrás que eres la prioridad de tu pareja, cuando no esté sobre ti todo el tiempo y te permita un equilibrio personal con respecto a cuanto tiempo le dedicas a tu relación.

TE HACE SENTIR ESPECIAL

Tu pareja, debe saber cómo hacerte sentir especial, con pequeños detalles, no necesariamente materiales, pero que demuestre que te conoce y que sabe lo que tu apreciarás. Puede ser un mensajito o un masaje cuando estás cansada por el trabajo. Son pequeñas acciones que te roban el corazón, donde tú ves que es proactivo, que te sorprende y que te hace sentir feliz y cómoda siempre.

CUIDA DE TI SIEMPRE


Uno de los deberes que debiese tener tu pareja es el de preocuparse por como estás. No sólo como pareja, sino como amigo y compañero. Debiese estar a tu lado, apoyarte y preocuparse por como estas. Aunque no esté físicamente, se debe preocupar de hacerte sentir su apoyo en todo momento independiente de la magnitud del problema. Aunque tenga mucho trabajo u obligaciones, siempre se deberá hacer un tiempo para ver si necesitas algo.

Ahora que ya hemos expuesto ciertos criterios para saber si para tu pareja eres su prioridad, es hora de pensar ¿Qué harás con esta información?, recuerda que el estar con alguien que no te valora de la misma forma, tiene como consecuencia la falta de reciprocidad y el sobre esfuerzo de tu parte para mantener la relación. Entonces tal vez debas preguntarte si es que quieres seguir en una relación así.

Te aconsejamos no hacerlo en estas condiciones, debido al sufrimiento por el que puedes pasar, el estar en una situación así puede afectar tu ánimo, tu autoestima, causarte frustraciones, puedes incluso tener la sensación de que pierdes el tiempo, entre otros. Además, es importante que sepas que la responsabilidad por tus sentimientos la tienes tu, está en tus manos. Por lo que esperamos motivarte a tomar una decisión( de con seguir en otros términos o pasar a otra cosa) con la que te sientas conforme el día de mañana. Es importante que sepas lo que quieres, ya que si tienes dudas puede ser que termines y vuelvas a esa relación más de una vez, formando un ciclo que termine dañándote cada vez más.

Necesitas estar completamente convencida de qué es lo correcto para ti. Mereces tener una relación en igualdad de condiciones, en donde la prioridad que ambos de a la relación sea parecida. Y que no vivas en una situación de tener que sentir que compites o que te esfuerzas mucho por la relación, mientras que tu pareja está disfrutando y dejándose querer. Piénsalo, no es justo ni necesario que pases por eso. Ten en cuenta que este escenario puede ser normal sólo en un principio, mientras se están conociendo y normalmente uno de los dos está más enamorado que el otro. Sin embargo, pasado un tiempo, esto debería estabilizarse.


"Puedes utilizar los botones de abajo para ver más"